29/8/16

Recuerda los recuerdos y olvida los olvidos.

Es posible que no recordemos cosas de nuestra niñez, nuestra juventud o nuestros días pasados.
Esos recuerdos son formas de encuentros internos; esos olvidos son formas de encuentros de libertad ansiada.

La niñez de muchos estuvo llena de inocencia, sueños, juegos, árboles y amigos. Esa, nuestra vida infantil, no tenía mañana, ni tenía ayeres,  solamente presentes, sonrisas y alegrías.
A medida que crecimos desaprendimos esos valores que constituyeron nuestro ser genuino; dejamos de soñar, dejamos de jugar, los amigos nos separamos, y solo los recuerdos permanecen en nuestra memoria: recuerdos que pocas veces son recordados y mil veces olvidados.

Si rescato los valores de mi pasado los refuerzo, los avivo y los vivo y volveré a vivir con los verdaderos sueños para lograr grandes cosas en mi futuro añorado, si no,  solo serán recuerdos olvidados.

Con frecuencia me repito: "recuerda los recuerdos olvidados, y olvida los olvidos olvidados; los primeros me darán alegrías, los segundos libertades."

Hasta pronto.

25/8/16

Felicitaciones, deseos, bendiciones, buenos augurios…


Todos juntos, en un solo día…no sabría qué hacer con tantos parabienes.

Lo que sí sé es volver a decirles Gracias a todos por sus mensajes.

¿Qué haré con las felicitaciones?
Primero, pienso que todos ustedes son grandes personas, llenos de sanas intenciones, con un gran corazón y un pensamiento positivo. Sus palabras de Felicitaciones me hacen ser una persona agradecida, una persona que me sient  feliz por la vida que me regalaron, el talento que me concedieron y la voluntad para ponerlos en acción.

¿Qué haré con sus buenos deseos?
Esos buenos deseos surgidos de lo más sagrado de su ser, serán la fuerza del genio de “otra lámpara de Aladino”. Volveré a analizar mis deseos…y son los mismos que pedí a mi Dios cuando yo tenía doce años: Le pedí Salud, Trabajo, Voluntad y Ganas de servir a los demás. Esos deseos de ustedes me fortalecen, me enorgullecen y me dan el ejemplo para seguir deseando buenas cosas para mí y las mejores para los demás.

¿Qué haré con sus bendiciones?
Recordar el Bien Decir, y el Mejor Hablar acompañado de un Mejor escribir para compartirlas, y sembrarlas en los demás.
Sus bendiciones son suficientes para los próximos años. Son demasiadas bendiciones. Gracias por ello a todos ustedes.

¿Qué haré con los buenos augurios?
Seguir disfrutando cada día como el mejor y único de mi existencia. Me dieron el mejor de los regalos: Sus pensamientos buenos, sus sentimientos sinceros y su deseos auténticos.

Gracias por acompañarme en esta fiesta de nuestro cumpleaños: el de mi gemelo que está en el Cielo (alla ha cumplido años también),  y el de mi mamá convertida en Angel en el Paraíso Celestial y en el mio que sigo en este bello y único Paraíso Terrenal porque los tres nacimos (nosotros como gemelos, ella como nueva mamá de gemelos) en la misma fecha solo que en diferente hora.

Mis felicitaciones, mis mejores deseos para todos ustedes, las Bendiciones del Creador y los mejores augurios para su vida de cada día y para cada día de su hermosa vida.

Gracias.
Luis Molina Canales.

24/8/16

Un año más de vida.

Hoy, ella ya no está ni conmigo, ni con nadie.
Hoy, ella sigue mereciendo mi amor y mi gratitud.
Hoy, ella sigue vive en mi memoria, mente y corazón.
Hoy, le regreso a ella lo que siempre me enseñó: agradecer.

Así es que gracias querida mamá por haberme dado la vida.
Asi es que gracias querida mamá por haberme enseñado el camino.
Así es que gracias querida mamá por ser el ser que me arrulló en sus brazos.
Asi es que gracias querida mamá por ser mi gran ejemplo de vida.

Hace años me vió por primera vez después que a mi gemelo.
Hace años vivió el momento más hermoso: dar vida a dos seres bien deseados, bien esperados y enormemente amados.
Hace años nacimos dos gemelos y una nueva mamá de gemelos.

Gracias por haberme dado tanto.
Sus hijos: uno en la Tierra, y otro en el Cielo.
Buen cumpleaños a los tres.

Hasta pronto.
25 agosto 2016.

21/8/16

Un instante basta para cambiar mi vida o la de cada quien.

Todos los días suceden cosas inesperadas que pueden cambiar nuestra vida. A esto le llamo la Vida.
Por eso he compartido temas tales como: La vida, la de cada quien", o bien "Cada quien elige sus batallas".

Las cosas, las conductas, los resultados, las decisiones de terceras personas son las que, en muchas ocasiones, llamamos "los sucesos inesperados de la vida". Y , estimado lector, no son los sucesos inesperados de la vida lo que nos puede cambiar. Lo que debemos cambiar es LA  O LAS EXPECTATIVAS QUE TENEMOS SOBRE SEGUNDAS O TERCERAS PERSONAS. Expectativas no enunciadas, no comentadas y menos NO negociadas. Muchas personas sufren, sienten que "su vida se desarrila", sienten que "pierden la brújula" por sucesos, decisiones y resultados del comportamiento de otras personas. En ese momento, suceden una serie de conjeturas, totalmente subjetivas"; buscamos razones en Tierra, Cielo y Mar de ¿por qué sucedieron esas cosas?.

En muchas ocasiones, he comentado o les he hecho una pregunta: ¿Por qué no?. ¿Acaso creemos que por el simple hecho de ser personas maduras, no se van a presentar sucesos inesperados?.
Son dolorosos porque nosotros les hemos dado el valor de suceso inesperado y de dolor inmerecido.

Quiero decirles que en este momento estoy haciendo de cuenta que estoy hablando a un grupo de personas que "dicen que no merecen esos sufrimientos". Yo les digo, con objetividad que el sufrimiento es voluntario. Que hagan un análisis de ese dolor. ¿Qué se perdió realmente?. Tienen que ser muy honestos con ustedes mismos. No acepto ninguna respuesta tal como: "¿Qué van a pensar los demás?. Los demás, quizá ni piensen, ni les interese tu vida. Les recuerdo que a los demás también les pueden llegar sucesos inesperados, inimaginados  y no concebidos en su mente.

Un instante basta para cambiar mi vida o la de cada quien. Piensen!.

Hasta pronto.


20/8/16

El pensamiento es luz, la emoción fuego.

 

Normalmente, he tenido mucho cuidado para manejar mis sentimientos, emociones y sensaciones. Trato de que mis emociones sean racionalmente analizadas, los sentimientos profundamente definidos y las sensaciones inmensamente gozadas porque, en este apartado, la razón misma desaparece para darle paso a este maravilloso mundo: el del sentir con intensidad gozosa la vida de ese momento. En fin trato de que vivir con razones emocionadamente analizadas y emociones racionalmente hurgadas.


Afirmo que el pensamiento o mi pensamiento lo considero luz que enciendo para guiarme, el pensamiento solo no se enciende; sin embargo, si no le doy peso específico a mis ideas, conceptos o decisiones, poco tiene de luz mi pensamiento y mi elección final.

Cuando se analizan las decisiones que se tienen que tomar, a la luz de la razón, no tiene uno por qué quejarse al enfrentarse a una conclusión indeseada. Si previamente, habia pensado en los riesgos, no tengo ninguna razón  para expresar mis dolencias o desaciertos, y mucho menos mis lamentos.

Me invito y te invito a poner en práctica el pensamiento. 
Si pienso las cosas de la mejor manera, ordenada y sincera, mis conclusiones deben ser, necesariamente, positivas y enriquecedoras.

Es por eso el título de esta reflexión: El pensamiento es luz, la emoción fuego.

Hasta pronto.

19/8/16

"Elige tus propias batallas". (José Ma. Ochoa M.)

Elegir tus propias batallas encierra muchas decisiones,  varias elecciones pero una sola acción.

Esto surge de la convicción por ser una persona honesta, auténtica y equitativa y justa. Esto te hace elegir tus propias batallas. Recuerda que:

No podemos defender lo indefendible.
No podemos luchar por causas perdidas.
No debemos presentar guerras, ni defensas ante cosas que no nos corresponden.

Elegir las propias batallas quiere decir qué cosas defenderás, creerás, y luchar por ellas.

Las batallas que elijo son la siguientes:
1. Cuidar mi salud.
2. Trabajar con ahínco.
3. Cuidar mis recursos materiales.
4. Defender mis puntos de vista y convicciones.
5. Exigir por lo que he pagado.
6. Pagar y cobrar a tiempo.
7. Estar atento a las necesidades de mi familia.
8. Cumplir mis promesas reales.
9. Defender mi honor y el de mi familia.
10. Ser puntual y exigir puntualidad a los demás.

José María Ochoa es un gran amigo que constantemente comparte sus convicciones y su manera de pensar y ser. Normalmente, dice en pocas palabras grandes mensajes. Gracias, José Maria por compartir tu frase: "Elige tus propias batallas."

Hasta pronto.

15/8/16

Una vida...la de cada quien.

Estoy pensando cuan provechosa, productiva, útil, efectiva, honesta, exitosa o valiosa puede ser una vida. No quiero mencionar un calificativo o dos, como lo puede ser la pregunta ¿has sido feliz?, o ¿te has divertido? Pues bien la respuesta exacta tu la sabes.

"Una vida... la de cada quien", tiene sus calificativos, unos muy positivos, otros no tanto. La vida puede ser calificada de tantas maneras como pueda ser sentida, pensada o actuada.
 

Vivir a tu manera, disfrutar a tu manera eso es la vida, una vida, tu vida o la vida... la de cada quien.

Me gustaría hacer una herramienta enfocada al interior del ser, como por ejemplo los siguientes adjetivos: ¿Has tenido una vida vacía,? ¿plena?, ¿edificante?, ¿efectiva?, ¿productiva?, ¿ejemplar?, y así algunos adjetivos más.

Por lo pronto, deseo que en estos momentos ya estés pensando cuan provechosa, útil, plena, exitosa, valiosa está siendo tu vida.

La Vida es muy hermosa, muy soleada o muy productiva. O bien puede ser lo contrario...Eso es a lo que llamo: Una vida...la de cada quien.


Por lo pronto, sigo disfrutando la mía a mi manera.
Hasta pronto.

13/8/16

Orar me dá vigor.

Oración a mi manera.

Dios mío, amigo mío:
Sé que habitas en mí. Eso me hace vibrar, me hace sentir y me hace vivir.
Se que mi ser es un milagro de vida y mi alma un regalo de tu eternidad.

He aprendido a verte en el rostro de los niños,  en los conflictos de los jóvenes y en los comportamientos de los adultos.

He aprendido de los amaneceres, atardeceres y anocheceres. El amanecer me brinda la fuerza, el atardecer me calma la fatiga y el anochecer me regresa la energía.

Te digo que he convertido mi vida en una canción y mi trabajo en una oración.

Conmigo vives y convives a través de mi familia, familiares, amigos; te apareces en mis recuerdos y mis sueños. Te apareces en el rostro de cada persona que trato y en cada persona que atiendo.

Me has dado dones que he convertido en herramientas para enseñar y llevar una vida en paz, sencilla y sin complicaciones. Estoy convencido de que enseñar es una bienaventuranza solamente escrita en los corazones de quienes no saben, o no pueden o no quieren. A ellos inspíralos e ilumínalos. A mí guíame para ser cocreador de un mundo mejor.

Vivo en ti, a traves de mis colores, mis labores y mis palabras.

Amigo mío  estoy en ti, como tu estás conmigo desde siempre y para siempre.

Nota: 
Quiero decirte que un amigo mío, que también es amigo tuyo llamado José María, me enseñó a elegir mis propias batallas de cada día en la que Tú cabalgas a mi lado.


Autor: Luis Molina Canales.
.

9/8/16

Andrea...

Andrea te deseo el mejor cumpleaños de tu joven vida.

Ahora, mañana y siempre has sido una persona excepcional.
Nada te ha fallado, nada has esperado y todo te ha llegado.
Desde que  sola te levantas has sido un ejemplo de responsabilidad y disciplina.
Recuerdo que caminaste desde los once meses y a los doce hablabas con claridad, observabas con curiosidad y me esperabas con los brazos alzados.
Este día quisiera estar en tu mesa compartiendo tu fiesta, disfrutando tu sonrisa y escuchando tus sueños que convertirás en realidad.
Ahora, mañana y siempre te bendigo, te encomiendo y te admiro.

Tu Pá.

6/8/16

Hoy deseo estar en silencio...


Hoy deseo estar en silencio…

Hoy quiero estar en silencio siendo yo mi invitado y mi anfitrión.
Hoy estoy conmigo y en mí. Hoy me visito, hoy me invito algo de beber, en silencio.

Deseo estar en silencio porque el ruido del mundo me incomoda.
Deseo estar en silencio porque los sonidos me inspiran, la musica me tanquiliza y me transporta.

Deseo estar en silencio para descansar de mi voz, mis ruidos y mis sentidos.
Deseo estar en silencio para escribir algo, escribir silencios y escribir sonidos.

Hoy estuve trabajando en mis proyectos, mi estudio y mis deberes. Es momento de estar en silencio, terminar de escribir, subirlo al blog, cerrar mis dispositivos, guardarlos, ponerme de pie, subir las escaleras en silencio, escuchar mi música en silencio, orar en silencio y descansar en silencio.

Hasta pronto.

Caminos de una vida...


Tu vida, mi vida y la vida de cada quien han tenido caminos. Cuando no han existido los hemos creado; sí, efectivamente, hemos creado caminos en cada paso que hemos dado.

Todos los caminos tienen sus subidas y bajadas; otros tienen solo piedras, otros son simplemente sencillos, planos. Otros tienen espinas y abrojos; otros simplemente rosales y jazmines. Otros son áridos, fríos, húmedos, llenos de lodos.
Hay caminos de todas las formas y circunstancias que te quieras imaginar.

Pregunto: ¿qué importa más el camino o el destino? (Tú tienes la mejor respuesta).

Otra pregunta: ¿qué he disfrutado más: el camino o el destino?. Mi respuesta es: el camino! Repito, es mi respuesta, (no necesariamente una verdad para los demás.)

Explico por qué.
No sé si me lo enseñaron, lo descubrí o simplemente se dio de la siguiente manera:
Mis caminos los he disfrutado porque no vi, ni he visto si el camino es difícil o fácil; simplemente he andado mis caminos que me han llevado a mis destinos parciales y ando el camino que me llevará a mi destino final.

Mis caminos estuvieron llenos de paisajes, amaneceres, atardeceres, anocheceres.
Mis caminos están, ahora, llenos de pintura, escritura y música.
Mis caminos están, ahora, en su lugar. Sé cuál tomar y cuál abadonar.

Mis caminos son la suma de mi vida andada, formada y lograda.

Hasta pronto.

5/8/16

Sueños sin final… son simplemente sueños.



Qué gran avenida, La Reforma,  en la Ciudad de México!. Por esos rumbos tuve los mejores momentos de reflexión. Allá nacieron mis sueños, nacieron contemplando árboles, sintiendo los vientos , respirando aromas de pasto recién cortado. Allá, en los años 60s.
Qué años, qué vida, qué sueños. Aprendí a soñar despierto y a despertar soñando.
Tuve sueños de todo y de nada.
Sueños de cosas pasadas y por pasar,
Sueños de estudios y de ocios.
Sueños de fríos y calores.
Sueños de disfrutar mi compañia y mi unicidad.
Sueños de vivir, sueños de todos colores, pero sin un final.

Eso les hizo falta a mis sueños y ensoñaciones: que tuvieran un final.

Como nunca lo ví, ese sueño se desvaneció.
Como nunca le puse fechas, ni colores, ni nada, ese sueño desapareció.
Como nunca tuve quien me enseñara, mis sueños se conviertieron simplemente  en nada.

Allá tuve los mejores momentos, los mejores sueños…lo único que permanece es esa Avenida Reforma en donde aprendí a soñar despierto y a despertar soñando.

Hasta pronto.

Perdido o ausente.

No sé si en aquellos ayeres estaba perdido o estaba ausente.

Recuerdo que caminaba y caminaba y, de repente, me preguntaba ¿a dónde vas?.
La respuesta no llegaba, la ignoraba, la desconocía y posiblemente la negaba,
No sabía a dónde iría; sin embargo, sabía en donde estaba.


No sabía si estaba perdido o ausente.
Y, perdido no estaba porque no sabía a dónde iría.
Ausente tampoco, porque desconocía mi presente.

Total que ni perdido, ni encontrado; ni ausente, ni presente, solo caminaba y caminaba.

Hasta pronto.

4/8/16

Acróstico a la Transformación.

Hace muchos años que empleo esta palabra y digo en el slogan del Instituto Deperson:
Formo y Transformo personas.
¿Formar?  ¿Cómo?
¿Transformar? ¿En qué?.

Pues bien, así como otras personas en otros oficios no dan sus fórmulas, aquí no la puedo compartir.

Lo que sí sé es que he encontrado la manera de Formar personas y Transformar su manera de Pensar.
Reubicamos su enfoque y ellos aprenden a ver sus valores, convicciones, deseos, sueños, ets., de otra manera.
En mi Manera de enseñar está la fórmula mágica para que las personas que atiendo se Formen y Transformen su mundo interior.

Desde este sitio agradezco la confianza a todas las personas que he tenido la fortuna de atender. Observo su transformación de una y mil maneras. Saludos.

Todo lo que imagines tarde o temprano sucederá.
Razona antes de actuar,
Analiza profundamente tus sueños,
No hace falta que los compartas.
Simplemente, transformate!
Fija muy bien tus metas.
Observa de cerca tus avances.
Renuncia a viejos hábitos.
Minimiza las excusas.
Actua con coherencia.
Cuida de no desalentarte.
Inspirate.
Optimiza tu energía.
Nunca digas "No puedo".



Hasta pronto.

3/8/16

Mucho que escribir y poco que decir…

Hay momentos para mí como este.
Y me digo que tengo mucho que escribir y poco que decir.
Me gusta escribir mucho y decir poco; también me gusta decir mucho y escribir poco.
Es definitivo, me gusta lo mucho y me gusta lo poco.


Quiero escribir que:
Tengo mucho que encontrar y poco que buscar.
Tengo mucho que aprender y poco que enseñar.
Tengo mucho que escuchar y poco que decir.
Tengo mucho que soñar y poco que realizar.
Tengo mucho que correr y poco que avanzar.
Tengo mucho que observar y poco que enjuiciar.
Tengo mucho que pensar y poco que sentir.
Tengo mucho que mover y poco que dejar.
Tengo mucho que hacer y poco que planear.
Tengo mucho que recordar y poco que olvidar.
Tengo mucho que vivir y poco que quejar.

Hasta pronto.

2/8/16

"Sin pena, ni gloria..."

Sin pena, ni gloria…

Una vida calificada de esa manera es, para mí, una vida mediocre y gris.

Una vida “sin pena, ni gloria” es la que cada quien lleva porque no se ha dado cuenta que:

Vivir es un regalo que como tal se tiene que disfrutar.
Vivir es un premio que posiblemente no se ha ganado.
Vivir es un don que ni siquiera se ha empleado.
Vivir es una aventura que es totalmente desconocida.
Vivir es un placer que ni siquiera ha sido saboreado.
Vivir es un color que ni siquiera se ha plasmado.
Vivir es una melodía que ni siquiera se ha escrito, ni interpretado.
Vivir es un momento en la eternidad que ni siquiera hemos medido.

Vivir es un diario sonreir para que esa Vida “¡valga su pena y merezca su gloria!".

Hasta pronto.

1/8/16

Alcanzar la gloria y su posible desdicha!


"He logrado la gloria...¿y qué?"

¿Qué sigue?
¿Esperar aplausos eternos por mi conquista?.
¿Esperar reconocimientos de inmortalidad por mi logro?


Ya he logrado la gloria (con minúscula). ¿Qué sigue?
¿Solo acariciar mis logros?¿Sentirme un superhombre?

Gracias a este logro me debo poner nuevas metas y nuevos limites.
Gracias a este logro debo aquilatar mis talentos para bien.
Gracias a mi logro debo aprender a vivir de manera sencilla.

No quiero que me invada la vanidad, ni la soberbia que son los únicos entes que aparecen ante mi gloria.
También me acompañan, en la gloria alcanzada: la envidia, la discordia, la vanidad, la soberbia, los desvaríos, la soledad y posiblemente la oscuridad.
Debo aprender a vivir como siempre. Si obtuve la gloria ¡qué bien!. Te recuerdo que aquella persona que ayuda al ciego a cruzar una calle también ha alcanzado la gloria. Por supuesto, el ciego la alcanzó.

Aquella persona que sabe tratar a las mujeres, a los niños y a los demás también han alcanzado la gloria.
Ellos no necesitan ni aplausos, ni reconocimientos, ni decir en los periodicos, ni en las redes sociales que han alcanzado la gloria porque la gloria se alcanza en el interior de tu razón y corazón.

Hasta pronto.