14/10/18

Todo sucede por algo y para algo...

A partir de hoy estaré compartiendo temas en video.
Lo iba a hacer en FB. No pude accesar a mi cuenta. Algo sucedió.
Esa imposibilidad de usar mi cuenta, me llevó a decidir encender nuevamente este blog que había iniciado hace varios años.

Gracias a usted por leer y/o escuchar estos temas, reflexiones e ideas que comparto con gusto.
Si lo comparte con algunas personas, se lo agradecerán.

Hasta pronto.



9/10/18

Días dedicados a reflexionar...


Estos días los he dedicado a reflexionar sobre este tema, que lo enuncio como una pregunta.

¿Quién es la razón de tu existencia?

Esta pregunta tiene una sola respuesta, dicha o escrita de muchas maneras.

He escuchado decir a algunas personas que la razón de su existencia son los hijos. Otros dicen que la razón de su existencia es la búsqueda de la felicidad. Otros más dicen que la razón de su existencia es el amor. Otros, comentan que la razón de su existencia es la alabanza al creador.
Sé que deben existir tantas respuestas como seres humanos desearan dar su respuesta.
¿Cuál es la suya?


Comparto mi razón de existir: es cumplir con la misión que debo alcanzar en todos y cada uno de los roles que he hecho, hago y haré durante el transcurso de mi existencia en este planeta.

Mi razón de existir no es una persona en particular; son muchas en general. Mi razón de existir, repito, es cumplir mis deberes, mis convicciones y mi vocación en pro del desarrollo de los demás.

Mi razón de ser es aprender para enseñar;
es buscar para encontrar;
es ir para llegar;
es preguntar para responder;
es pensar para actuar;
es sentir para expresar;
es sonreir para alegrar;
es sumar para compartir;
es restar para minimizar;
es escribir para leer;
es leer para instruir;
es encontrar para descubrir.

Hasta pronto.

6/10/18

Yo triunfador, ante la mediocridad me mantengo.


Cuando hablo de incomodidades personales debo confesar que la mediocridad es algo que me recuerda que es el primer destructor del talento.

Me enseñaron que lo primero que debería combatir en mi interior era la presencia de la mediocridad. Aprendí el valor de la búsqueda incesante por los más altos valores de espíritu del Hombre.

He visto cómo la mediocridad destruye talentos; cómo la mediocridad se alimenta de grandes sueños de otros, pero ella no crece, ni cambia, ni se transforma, al contrario, inmoviliza, paraliza y destruye.
La mediocridad simplemente es eso: mediocridad sin color, ni aroma; sin dolor, ni gozo; sin esperanza, ni desesperación; sin pena, ni gloria.

La declaración: “Yo triunfador, ante la mediocridad, me mantengo” es la que recomiendo que repitas con el corazón y, por favor, combate ese terrible fantasma que se alimenta del espíritu pusilánime de quienes no desean mejorar.

Hasta pronto.

4/10/18

El fin de algo...


El fin de algo ( comúnmente doloroso) para empezar algo nuevo… (¿otro dolor?):


Recomendaciones para esta fase.

Las personas que desean cambiar algo, en ocasiones, perciben que pierden mucho y que no alcanzan a ver lo que ganarán con el cambio. Es por eso que en esta etapa resulta prioritario:
A) “Curar una herida”:
1.     Comprender la medida de las pérdidas que sienten las personas, de una manera tal que nos permita encontrar formas de compensación. Analicemos lo que realmente ha perdido: “un hábito que la define ante “el mundo” que le rodea”.
2.     Definir claramente lo que ha finalizado y asegurar que la situación anterior termina definitivamente.
3.     Enseñarles que guarden su pasado con orgullo (aunque hubieran sentido dolores e incomodidades, por las razones que sean)... y no con culpa.
4.     Agradecer sinceramente lo que han aportado durante el tiempo o proceso que termina en esa ciudad, empresa, familia o grupo de trabajo.

B) “Hacerles ver el nuevo mundo con el cambio:”
5.     Manejar con sumo cuidado lo que van a comunicar.
6.     Presentar el caso (el por qué) del cambio con el mayor cuidado y grado de detalle posible...(a las personas que involucra ese cambio).
7.     Crear y comunicar una visión del futuro.
8.     Cerciorarse de que han entendido “Hacia dónde van” (el concepto de la visión).
9.     Asegurarse de que, en definitiva, todos conozcan los beneficios personales que les deparará el cambio.
10.  Las personas demuestran cierto grado de angustia y “bloqueos” en la compresión integral del cambio. Por lo tanto, es necesario aclarar todas sus dudas con sinceridad. No mentir, ni prometer lo que no se va a cumplir.
11.  Dar a la gente información precisa sobre el cambio y su secuencia. En la mayoría de los casos, es necesario redundar en la información.
12.  Crear un equipo de dirección fuerte, desde el primer momento.
13.  Crear energía en torno del cambio.
14.  Generar “sentido de urgencia”, explicando ampliamente este significado.

Recordemos que  “el fin de algo” es una etapa de duelo, que no puede obviarse en el proceso del cambio. Lleva tiempo desprenderse de “ese algo” que cada persona siente en y por su trabajo desempeñado o años vividos.
Hasta pronto

2/10/18

Te declaras triunfador ante la vida

Sentirte triunfador te hace caminar erguido, sonreir a la vida, esperar lo mejor del ahora y del mañana, saber que puedes lograr lo que te propongas.

Eres triunfador desde el momento de tu nacimiento, triunfador porque sigues con vida, sueños, objetivos, metas y problemas por resolver.

Eres triunfador porque resuelves cualquier situación adversa, solucionas todo tipo de problemas y sorteas todo tipo de obstáculos.

Eres triunfador porque te sabes conservar sano, sabes alimentar tu espíritu y emociones.

Eres triunfador porque estas formando una hermosa familia o porque llevas una vida de soltería llena de logros.

Eres triunfador porque esperas siempre lo mejor y estás aprendiendo, día con día, que toda experiencia te hace triunfar.

Si tu piensas así, si vives así y si eres así, entonces eres un triunfador.
+
Hasta pronto.

30/9/18

Hoy tengo ganas de gritar...NO DAÑES A NADIE...menos a tí.

Cuando lo escribo me parece muy fácil; desconozco si a usted que leerá esto se le haga difícil.

Me doy cuenta de que, aunque nos digamos seres inteligentes, no sabemos usar la inteligencia: Lo repito: NO SABEMOS emplear la inteligencia. La inteligencia es una facultad, es una potencia que, si la usamos ordenadamente, nos ayuda a solucionar todo tipo de situaciones, adversidades, etc.
Nos “dejamos guiar” más por las emociones (que nos ciegan), pasiones (que nos enajenan) y distracciones (que nos desvían)...pero ¿la razón?... (contestaré como en ocasiones lo hacemos; ¿la razón?, bien gracias!.) Y es como si nada pasara.

Me fui un poco más lejos del propósito del tema. El titulo es: “No dañes a Nadie...¡menos a tí!.
¿Cuánto daño te has hecho para llamar la atención o crear complejos de culpa a los demás?
¿Cuánto daño te has hecho culpando a los demás de tus acciones tontas?
¿Cuánto daño te has hecho por no creer en tí?
¿Cuánto daño de has hecho al depender de los demás?
¿Cuánto daño te has hecho al criticar y juzgar a los demás?
¿Cuánto daño te has hecho al pensar que tu eres el ideal del ser humano?
¿Cuánto daño te has hecho al no valorarte?
¿Cuánto...?

Si no sabes emplear la inteligencia, pregunta.
Si no sabes enseñar valentía, pregunta.
Si no sabes cómo hacerte un bien; por tu bien, pregunta.

Hasta pronto.

29/9/18

¿Qué pasaría si...


...dedicaras un momento para tu reflexión?
...hicieras un poco de ejercicio?
...leyeras cuando menos 30 minutos al día?
...realizaras mejor tu trabajo?
...simplificaras tus tareas?
...eliminaras desperdicios?
...pusieras tus habitaciones en orden?
...cuidaras tu salud?
...aprovecharas tu tiempo?
...no le quitaras el tiempo a los demás?
...levantaras lo que tiras?
...pagaras tus créditos?
...ordenaras tus gastos?
...aprovecharas tus ingresos?
...no criticaras a nadie por sus acciones?
...no “te metieras en donde no te llaman?
...respetaras las decisiones de los demás?
...si disfrutaras tu propia vida?


Hasta pronto.

28/9/18

La edad...los años...y el tiempo.

Los años no se cuentan, ni se tienen.
Los años se viven, se esperan, llegan y después se van.

El tiempo pasa y crecimiento me deja, el tiempo regresa y recuerdos se lleva;
El tiempo se va y heridas me deja, el tiempo regresa y nostalgias me trae.
El tiempo se va y mi color de cabello se lleva; el tiempo regresa y experiencias me trae.
El tiempo se va y mi pasos se lleva; el tiempo regresa y esperanzas me trae.
El tiempo se va y mi presencia se lleva; el tiempo regresa y solamente mi ausencia se queda.

Hasta pronto.

27/9/18

Nuestra vida dura un solo instante.(II)


En un instante nos conciben. Toda nuestra vida se convierte en un solo instante y, desafortunadamente, en un solo instante la podemos perder.

Es definitivo lo que he dicho en mis seminarios y talleres: la vida está "hecha de pedacitos" (pedacitos = instantes);
Pedacitos de alegría, pedacitos de tristeza,
Pedacitos de dulzura, de amargura,
Pedacitos de luz, de oscuridad,
Pedacitos de esperanza, de logro,
Pedacitos de silencio y de gritos.
Pedacitos de sed y de saciedad
Pedacitos de verdad y de mentira.
Pedacitos de salud y de enfermedad.
Pedacitos de promesas y de incumplimientos.
Pedacitos de fe y de incredulidad.


Es hermosamente grato decir que es posible vivir los instantes de la vida a plenitud si llenamos cada instante de nuestra vida con acciones contundentes, pensamientos efectivos y resultados positivos.

Recuerdo una sonrisa en una vieja fotografía, esa sonrisa ha marcado los instantes de mi vida.
Puedo afirmar que los instantes de la vida, TODOS, al hacer las cosas, al tratar a los demás, al enfrentarnos a las turbulencias inesperadas los podemos colorear con una agradable y cálida sonrisa; la sonrisa de cada quien.

Si nuestra vida dura un solo instante, nuestra sonrisa durará una eternidad.
Hasta pronto.

30/8/18

Compartir enseñando o enseñar compartiendo.


He dedicado mi vida ocupacional a compartir conocimiento. Me gusta decirlo de esa manera. Sin embargo, declaro que hoy es Día de la Enseñanza. Además, declaro que quiero Enseñar Compartiendo y Compartir Enseñando. Eso lo he hecho toda mi vida, y lo seguiré haciendo hasta el final de mis días.

Lo que hoy comparto/enseño es algo muy sencillo:

Si alguien No Sabe algo, te pido que le enseñes.
Si alguien No Puede ejecutar algo, te pido que le ayudes.
Si alguien No Quiere hacer algo, te pido que lo inspires.
Si No Hace lo que tiene que hacer, te pido que lo retroalimentes.
Si alguien No Logra sus metas, te pido que lo orientes, enfoques y le des seguimiento.

Esta sencilla guía te ayudará a compartir enseñando y/o enseñar compartiendo.

Hasta pronto.

Recuerdos recordados y olvidos olvidados.

Es posible que no recordemos cosas de nuestra niñez, nuestra juventud o nuestros días pasados.
Esos recuerdos son formas de encuentros internos; esos olvidos son formas de encuentros de libertad ansiada.

La niñez de muchos estuvo llena de inocencia, sueños, juegos, árboles y amigos. Esa, nuestra vida infantil, no tenía mañana, ni tenía ayeres,  solamente presentes, sonrisas y alegrías.
A medida que crecimos desaprendimos esos valores que constituyeron nuestro ser genuino; dejamos de soñar, dejamos de jugar, los amigos nos separamos, y solo los recuerdos permanecen en nuestra memoria: recuerdos que pocas veces son recordados y mil veces olvidados.

Si rescato los valores de mi pasado los refuerzo, los avivo y los vivo y volveré a vivir con los verdaderos sueños para lograr grandes cosas en mi futuro añorado, si no,  solo serán recuerdos olvidados.

Con frecuencia me repito: "recuerda los recuerdos olvidados, y olvida los olvidos olvidados; los primeros me darán alegrías, los segundos libertades."

Hasta pronto.