26/4/18

Me llamo: Culpa, mis apellidos Portales y Cuales.


Debo comentar que, en lo personal, soy enemigo acérrimo de la palabra culpa. Sin embargo, sé que muchas personas la emplean en su vida diaria. Es por esa razón que comparto esta reflexión. Así que empecemos.

Un ejemplo muy común para “culpar a otros” es el siguiente:
En las relaciones interpersonales: yo “espero, deseo y me ilusiono” del trato que alguien me da, y eso me hace sentir muy bien. Esto quiere decir que yo estoy depositando en conductas de otros: mi alegría, tranquilidad y felicidad . Si esa persona (en quien he depositado "mi confianza"), cambia su comportamiento, entonces surge una decepción en la persona que estaba recibiendo esos “buenos tratos”. 


Cuando llega la decepción, se culpa a los demás por el sufrimiento o abatimiento que se está viviendo; en ese momento, surge algo en el interior que dice: “no perdonaré lo que me hiciste sentir con tu ausencia o con tus tratos”; “tu eres el o la culpable de mi estado de ánimo”, “haz hecho que no vuelva a creer en nadie”.

Estimado lector:
a) Usted o yo no debemos poner nuestra alegría de vivir en comportamientos ajenos. Nosotros nos dañamos a nosotros mismos por eso; sin embargo, es posible que culpemos a otros por esas sensaciones.
b) Nosotros somos los “culpables” de nuestra ignorancia, irresponsabilidad, mediocridad, miedos, por esperar que los demás se comporten de acuerdo a nuestros intereses, gustos y preferencias.
c) Creo que ya es tiempo de dejar de hacernos tontos(as) culpando a los demás por nuestra falta de madurez para poder vivir sin dependencias enfermizas.
d) Una cosa es compartir nuestra vida con alguien y otra es depender emocionalmente de ese alguien.
e) Algunas personas creemos que nuestra negligencia, o irresponsabilidad, o ignorancia se debe a CULPAS de otros: Ejemplo “Ese maestro no sabe enseñar, por eso reprobé la materia”. “Mi papá no trabaja, por eso no estudio?. “Yo no creo en nadie, porque me decepcionaste”, etc.

Debemos aprender a tomar nuestra vida en serio y no buscar, ni hacer falsos perdones para seguir cometiendo los mismos errores y/o las mismas omisiones.

Además, no demos vida a la señora Culpa Portales y Cuales.

Hasta pronto.

OASIS

Buenas tardes, para cada uno de ustedes. Iré, poco a poco, dando a conocer el concepto "OASIS", de tal manera que se familiari...