17/9/17

Pensar no hace daño. No pensar, aniquila.


Eso de mucho pensar y poco actuar no tiene sentido. También, eso de mucho actuar y poco pensar no es bien aplaudido.

Si vamos a hacer algo es necesario hacerlo con claridad de pensamiento, de tal manera que el enfoque sea únicamente el logro de lo que se busca.

Pensar sin objetivos es solamente usar ideas desordenadas.
Pensar, sin cuidado, nos puede llevar a actuar sin razón.
Hacer las cosas es fácil, pensar las cosas es ligeramente más complejo.

Un pensamiento sin acción es solamente una idea volátil.
Una acción sin razón es una acción inútil; y yo no quiero ideas que vuelen, ni acciones estériles.

Hasta pronto.