30/5/12

Creer es el motor de la acción.


Aunque no nos demos cuenta, creer en algo nos lleva a la acción.

Cuando estamos en la acción estamos convirtiendo en realidad la creencia.
Por eso dicen que la Fe mueve montañas. Ahora, en este tema y para efectos del concepto que estamos compartiendo afirmamos que: Creer se convierte en fe, y la Fe se convierte en el motor de la acción.

Las montañas representan a un conjunto de enemigos internos que nos detienen para iniciar algo. Las montañas movidas dependen de que nosotros creamos en nuestros objetivos, metas, deseos, ilusiones o ambiciones.

Y usted ¿mueve sus montañas?
Hasta pronto.
“El amor es para vivir, la Fe para mover montañas.”

No hay comentarios.:

80. ¡Hola, Alessia:

Estimado lector: te preguntarás: ¿quién es Alessia ?. Pues bien, tu puedes imaginar lo que quieras; es posible que, Alessia, seas tú. ...