Entradas

Mostrando las entradas de enero, 2012

Cuando estás contigo no estás a solas.

Cuando estoy contigo, posiblemente estés solo(a).
Cuando estés  solo(a), posiblemente esté yo a tu lado, pero tu soledad es tanta que ni siquiera cuenta te das de tu presencia, ni de la mía.

No hay soledades, ni acompañantes; solamente estás tú.
Tu solo(a) te bastas para tenerte; tu a solas es suficiente para acompañarte.
Nadie es necesario a tu lado cuando estás contigo.
Tú a solas te bastas para amarte, respetarte y admirarte.

Tú y tus sueños desde siempre están contigo. Síguelos.

Hasta pronto.

"El amor es para vivir, el dolor para crecer".

Me gusta que te guste

Imagen
Si hablamos de estar en franco desarrollo, entonces puedo aseverar que "me gusta que te guste" es algo que comparto desde el fondo de mi corazón. Sé que deseas aprender algo nuevo y ejecutar nuevas acciones enfocadas a tu propio crecimiento interior.
Crecer interiormente es fortalecer el espíritu de cada uno de nosotros, crecer interiormente es sentirnos más seguros de quienes somos, qué queremos y cómo actuamos. Podemos aprender idiomas, alguna de las bellas artes, algún oficio o manualidad. Podemos compartir nuestro aprendizaje, podemos hacer algo nuevo todos los días. Al menos cambiar el recorrido a nuestro trabajo, escuela, supermercado, gimnasio, etc.
Me gusta que te guste ser mejor hermano(a), padre, madre, hijo(a), esposo(a) o amigo(a).
Hasta pronto
"El amor es para vivir, el dolor para crecer."

Me duele que te duela!

Imagen
Ayer me enteré que sufre tu cuerpo, pero -afortunadamente- no tu alma. Me enteré, también, que la ciencia diagnosticó tu dolor, pero tu fé te brinda el alivio.
Eres más fuerte que la fuerza que posee el viento de los campos; descubrí, que eres más grande que la grandeza del firmamento y más alegre que la alegría que todos los ángeles del paraíso gozan.
Bendita tú, bendita quien te llame mamá y dichoso quien por esposa te tiene.
Hasta pronto.
“El amor es para vivir, el dolor para crecer.”



Auroras boreales que nos maravillan…

Imagen

Animales vivos que nos enseñan...

Imagen

Cada quien sus decisiones, cada quien sus acciones.

Imagen

“Cada quien sus convicciones, cada quien sus elecciones.”

Imagen
Usted o yo elegimos las cosas de las que estamos convencidos.  Nadie, absolutamente nadie debe decidir por nosotros –a menos que seamos menores de edad-. La cuestión es definir cuál es la edad menor. O bien, quién es el menor. En este renglón existen muchas controversias. La ventaja es que usted y yo somos mayores de edad.
Al decir cada quien sus convicciones, cada quien sus elecciones surge porque esta tarde, al pasar cerca de un joven que estaba esperando cruzar la calle, nos gritaba: “Soy feliiiizzz”. Un señor le dice -en voz alta- desde otro automóvil, “ve a gritar tus locuras a otra parte.”. Me pregunto: ¿Quién dice que gritar en la calle es una locura?
En ambos casos viví dos lecciones: El elegir gritar “soy feliz” en la calle, o el de calificar ese acto como locura. En fin, cada quien sus convicciones, cada quien sus elecciones. Usted, ¿qué opina?
Hasta pronto. “El amor es para vivir, el dolor para crecer.”

¿Qué se siente ser tú?

Imagen

Las cadenas son miedos.

Imagen
Un miedo se parece a un eslabón: él solo no tiene ninguna fuerza y su figura no está totalmente cerrada. Pero cuando estos eslabones se unen forman una cadena poderosa. Cuidado!.
Las cadenas internas son miedos a lograr la victoria. El ser humano es grandioso, logrará brillar si quiere, pero también se puede ocupar de crear su propia oscuridad u opacidad. Como es costumbre algunas personas culpan a otros de su situación o sentimientos. Culpamos a los demás por nuestras desgracias sin pensar que posiblemente, nosotros seamos los causantes de la incomodidad de ellos. Ejemplo: culpamos a un ser querido diciendo de que siempre “se sale con la suya”: es decir siempre gana en una discución o decision final.
Creo que nosotros siempre hacemos el rol de víctima para justificar los fracasos o malestares de las decisiones que me corresponden  y que la toma un ser querido.  Por favor, no permitas que tome decisiones por tí; ya basta de que pierdas lo más hermoso de tu vida: tu libertad y oportunidad…