28/3/18

Gracias por todo y por nada.

Hay cosas que no se dicen, pero si se escriben.
Hay cosas que no se esperan, pero sí llegan;
Hay cosas que no me gustan pero están en mí.
Hay cosas que no sueñas, pero te las regalan.
Hay cosas que no deseas, pero se aparecen.
Hay cosas que deseas y nada sucede.


A veces le digo a la vida: “gracias por todo y por nada”.
Gracias por lo que soy, lo que conservo y lo que comparto;
Gracias por lo que tengo y lo que carezco;
Gracias por lo que disfruto y por lo que me duele.
Gracias a la vida por todo y por nada.
Hay cosas que no se dicen pero sí se escriben.

Usted ¿dice o escribe algo?

Hasta la pronto.