9/2/18

Nunca digas "no se puede".


He mantenido en mente que existen dos palabras que no le pertenecen al género humano: Siempre y Nunca. Esto no lo puedo demostrar, pero sí lo puedo declarar porque nadie será testigo de un Siempre o menos de un Nunca.

Nunca digas: "No se puede"
Decir “nunca digas” pertenece a un mundo exageradamente exigente y casi prohibido.
Decir: “no se puede” es –a mi modo de ver las cosas- una respuesta inconsciente. No obstante, deseo hacer énfasis en omitir esa frase ya que involucra una absoluta falta de análisis de una situación, circunstancia y fines en sí mismos.

Posiblemente, decir “no se puede” nos está hablando de o esté sustituyendo a un: “no se sabe” o “no se quiere”.

Tanto usted como yo sabemos cuando decir “No quiero”, “No puedo” o “No sé”. A pesar de ello, insisto, “Nunca diga, no se puede”.

Hasta pronto.