10/2/18

"No hay rosas sin aroma, ni rosal sin espinas."



Todas las cosas agradables tienen su lado desagradable incómodo, oscuro, doloroso o como le quiera usted llamar. Todas las cosas bellas tienen un precio, y éste no es necesariamente en dinero.

También sucede en las relaciones interpersonales: las personas que te parecen agradables estarán acompañadas de un …pero! (o posiblemente varios).
Pareciera que no existe algo totalmente perfecto ni en las cosas, ni personas, ni en días, ni noches. Y tiene uno que acostumbrarse a recordar que “no hay rosa sin aroma, ni rosal sin espinas.”

Y usted ¿va a regalar rosas o regalar espinas?

Hasta pronto.

OASIS

Buenas tardes, para cada uno de ustedes. Iré, poco a poco, dando a conocer el concepto "OASIS", de tal manera que se familiari...