10/9/17

Escuchar, hablar, leer y escribir...

Son las cuatro fases para aprender un idioma diferente.

Si el Servir a los demás fuese un “idioma” que todos deberíamos aprender, pregunto: ¿qué deberiamos estar escuchando al respecto?; ¿qué deberíamos estar hablando?; ¿qué deberíamos estar leyendo?; y ¿qué deberíamos estar escribiendo?.

Parece que es más fácil entender el concepto de Servicio que el concepto de Servir. El servicio suena más impersonal; el servir, por el contrario, es lo más personal que se pueda usted imaginar.

El servicio es una actividad física, intelectual y material; el servir es una actividad consciente, libre, emocional y con muchas convicciones, valores, contenidos y significados para hacerlo.

El servicio es un concepto intangible; el servir es un concepto “sentible”.
El servicio se brinda desde el concepto de la eficiencia; el servir desde el concepto del amar.

Termino esta reflexión para que la analices y decidas, con estas breves descripciones, brindar un servicio o servir.

En otras ocasiones, escribiré este tema con más amplitud; cuando nos veamos lo hablaremos; si necesitas un tema específico, me lo haces saber por medio de un correo. Si grabo algo al respecto, me escucharás.

Hasta pronto.