Credo de las personas en desarrollo.


El Credo de las personas en desarrollo:

Creo en mi ser, mi presencia y existencia.
Creo en mis sueños, ilusiones y ambiciones.
Creo en mis actos conscientes e inconscientes.
Creo en mis convicciones y aflicciones.
Creo en mi palabra y mi respuesta.
Creo en mis sentimientos y emociones.
Creo en mi risa y mi silencio.
Creo en mi cordura y mi locura.
Creo en mi "miel y mi hiel".
Creo en mi fe, esperanza y el amor.
Creo en mis conocimientos, habilidades y voluntad.
Creo en mi camino y en mi destino.
Creo en mi vida como regalo y mi muerte como legado.
Creo en mí desde ayer hasta siempre.

Hoy, creo en mí.

Así es.

Por Luis Molina Canales
25 de Agosto del 2010

Entradas más populares de este blog

Un instante basta para cambiar una vida...

Hola, Cortesía:

Fracaso.