6/4/17

¿Será el amor una trampa?


¿Cuando decimos al ser amado que le amamos, ¿será eso lo que queremos decir?, o al decir eso nos lo estamos diciendo a nosotros mismos. 
¿Te amo para que me ames?

Cuando se hace un análisis de la relación del amor con la pareja ¿se revisan los elementos que a la otra persona le gustan para agradarle?, o solamente, decimos las cosas desde el punto de vista de comodidad: ¿Te amo para que me ames…? O ¿te amo para que me atiendas?.

Acabo de escribir (más arriba) que “hacemos cosas para que le agraden al ser amado”; espero que no sea eso solamente. Hacemos cosas no solo para que le agraden, sino para que le sirva de apoyo para su propio desarrollo.

El tema central es el desarrollo de la pareja a través del amor.
Siendo el amor un acto consciente, desado y voluntario en el que nos entregamos profundamente hasta consumarnos en ese amor por el ser amado, me pregunto y te pregunto: ¿para qué deseo ser amado?, ¿para qué quieres ser amado(a)?.

La respuesta está en tu cabeza; si la respuesta está solo en “tu corazón” cuidado!; puede doler.

Trampa o no, el amor es una forma de vivir con alegría,  en compañía y con sueños que alcanzar, para ti, para mí y para los dos.

¿Será el amor una trampa?.  Su respuesta es la verdadera.

Hasta pronto.

Los abrazos protegen, defienden y alivian algo.

Los abrazos sinceros alivian el alma de quien los recibe.   Dar un abrazo o recibirlo es una expresión del alma. La persona ...