6/7/16

Los verdaderos Caballeros protegen a los niños.

Hace días tomé de la mano a un niño y una niña, mi sensación fue, simplemente, de gran responsabilida ya que no solo tenia en mi mano su mano sino también, posiblemente, su destino.
Me di cuenta que hacia más de 20 años no experimentaba esa sensación al observarlos: ellos solamente se dejan guiar, se sienten seguros tomados de la mano de adulto, ellas caminan volteando su cabeza y su mirada a diestra y siniestra porque ellos se sienten seguros en nuestras manos.

Ellos van al destino que los lleves. Eso es una gran misión, responsabilidad y gracia.


Recordad Caballeros que los niños toman tu mano y se dejan guiar. Ellos van a donde los lleves.

Los niños se sienten seguros cuando les tomas de la mano. Ellos, repito, se dejan guiar.
Los niños creen lo que les dices. Ellos te escuchan.
Los niños olvidan los malos tratos que les diste. Ellos saben perdonar.
Los niños sienten miedos cuando se sienten abandonados. Ellos te necesitan.
Los niños y las niñas son seres llenos de inocencia, de sueños y de verdad.
Los niños y las niñas crecerán con las verdades y atenciones que les prodigaste. Por supuesto, no olvidarán el ejemplo que les diste.

Los niños y las niñas son la salvación de la especie humana.

Caballeros: llevad a la niñez no solamente de la mano, sino también con el pensamiento sano, el sentimiento auténtico y el alma limpia!

Hasta pronto.

OASIS

Buenas tardes, para cada uno de ustedes. Iré, poco a poco, dando a conocer el concepto "OASIS", de tal manera que se familiari...