24/7/16

Hay dolores...¡ay dolor!

Existen dolores...los dolores "duelen" (aunque suena a pleonasmo).
Entre cientos de mis alumnos existió uno que un dia me preguntó hace 30 años: "¿Cuanto nos duele a los hombres la distancia.?" Mi respuesta fue: "No sé". No sé "cuento duela el dolor", "no sé cuanto sea la distancia para que duela".
En aquellos ayeres no tuve respuesta, en los dias actuales tampoco. Sin embargo, me  puse a reflexionar al respecto y quiero escribir estas ideas.

Empiezo por el título, en partes:
"Hay dolores..."
Es definitivo, existen dolores del cuerpo, dolores del espiritu, dolores del alma, dolores, dolores y más dolores. Eso depende de cada quien. Sin embargo, el dolor existe...
Una cosa es el dolor y otra el sufrimiento. El dolor es real y no deseado; el sufirmiento es voluntario y muchas veces acariciado.
Así que mi estimado amigo si duele es porque es real; si sufres es porque no has analizado el por qué y para qué.

Escribo solo sobre el dolor.
El dolor es un lenguaje del alma que nos dice que algo falta, algo está ausente. Ese "algo" pueden ser muchas cosas, muchos detalles, alguna palabra, algun aroma, algún recuerdo. Es posible que te duela porque lo necesitas.
Si hay dolor es porque hay interés. Ese interés es interno, ese dolor es provocado porque en el interior de cada quien se siente, se vive un vacío que duele, que te hace gritar, te hacen brotar lágrimas desde lo más profundo.
Me pregunto ¿por qué duele?. Simplemente, porque no tienes algo o a alguien o porque no está contigo...pero sí está en tí. Aunque esté en tí, no está contigo. Eso es dolor, eso es interés, esto es dolor de ausencia. El dia que sea presencia se convierte en gozo.

"Ay dolor"!...Duele para que aprendas, duele para que crezcas y duele para que te transformes.
Todo dolor tiene una recompensa, todo dolor tiene su alivio a tiempo.

Hasta pronto.

OASIS

Buenas tardes, para cada uno de ustedes. Iré, poco a poco, dando a conocer el concepto "OASIS", de tal manera que se familiari...