25/3/15

Todos brillamos si queremos.

Por más oscuridad que pueda existir en el mundo de la no bondad, siempre buscaremos el brillo que existe en las personas llenas de genuina bondad. La maldad es oscuridad, la Bondad Luz. No hace falta que condenemos, ni critiquemos a nadie para demostrar el error en el que podemos estar viviendo. Lo que hace falta es brillar para los demás. Ese brillo del que escribo se manifiesta principalmente en el trato verbal hacia los demás y en el ejemplo diario con nuestras acciones y reacciones.

Quienes vemos fallas en el mundo somos los primeros en  reconstruirlas; quienes emitimos juicios de valor sobre el comportamiento de otros, somos los primeros que debemos dar el ejemplo para seguir haciendo de este mundo uno diferente, más efectivo, más cálido, más justo, más productivo, más humanos y más nuestro.

Hasta pronto.


OASIS

Buenas tardes, para cada uno de ustedes. Iré, poco a poco, dando a conocer el concepto "OASIS", de tal manera que se familiari...