27/8/12

Los verdaderos hombres saben tratar a las mujeres…


Los verdaderos hombres saben tratar a las mujeres…

No se trata de una lucha, ni de una guerra. Se trata de una agradable, apacible y encantadora convivencia.

Aunque usted no lo crea, existen hombres que son:
Respetuosos, atentos, detallistas, cuidadosos y con una extraordinaria disposición para admirar las bellezas de la mujer: la interior y la exterior.
Y, por supuesto, con una extraordinaria inclinación por defenderla.

Debemos rescatar los buenos hábitos de los caballeros quienes  dispensaban una y mil atenciones a toda mujer, quien por el hecho de serlo merece mil cuidados y  detalles. Esto no es por el hecho simplista de llamar su atención sino por el hecho de expresar el respeto, veneración y admiración.

Una mujer representa la hermosura, la bondad y la verdad. La mujer está atenta a que no falte alimento, salud y crecimiento en el hogar.

El hombre representa la fuerza, la protección y el abasto. El hombre está atento a que no falte amor, seguridad y bienes para su familia.

Y usted, ¿qué representa?

Hasta pronto.
“El amor es para vivir, la mujer para respetar.”

26/8/12

Los abuelos...


Los abuelos…
Son parte importante en la vida de los nietos.

Los abuelos son para:
Refirmar caminos andados, no para detener la carrera.
Asistir a los padres, no para consentir a los nietos.
Amar a los nietos sin desamar a los hijos.
Perdonar los errores, no para sembrar deficiencias.
Para fortalecer virtudes, no para ser cómplices de excepciones.

Los abuelitos son para reafirmar la formación de los nuevos ciudadanos del mundo.

Y usted ¿es un abuelito consentidor o formador?

Hasta pronto.
“El amor es para vivir, los abuelos para compartir su sabiduría.”

23/8/12

Un momento glorioso…


Un momento glorioso es ahora, en este mismo instante.
Un momento de gloria puede ser en cualquier momento, o en cualquier otro segundo.

Un momento victorioso es ahora, un momento de victoria pudiera ser mañana.

Hablemos de un momento glorioso: ahora!
Tu cuerpo o el mío respiran, hacen sus funciones para mantenernos de pie y vivos; nos mantiene cálidos, lúcidos y vibrantes.

Ahora es un momento glorioso porque puedes leer y reflexionar. Si gustas puedes aplicar o criticar, de todas maneras es un momento glorioso.

Si miras tu pantalla es otro momento gloriosos para agradecer a todos los que hicieron posible tanta técnología. Ellos nos han ayudado a aprovechar nuestro tiempo; es decir, prolonger nuestra gloriosa vida.

Si volteas a tu derecha, a tu izquierda o hacia arriba o hacia abajo encontrarás que estás viviendo un momento glorioso.

Vivir, dormir, soñar, amar, sonreir son momentos gloriosos.

Y Usted, ¿Vive un momento glorioso?

Hasta pronto.
“El amor es para vivir, lo glorioso para agradecer.”

22/8/12

Cómo cambia la vida de un día para otro…


Cómo cambia la vida de un día para otro.

Ayer hacía calor, hoy frío. 
Ayer estaba nublado, hoy hay claridad.
Ayer tuviste hambre, hoy estás saciada.
Ayer tuviste sueños, hoy vives realidades. 
Ayer tuviste esperanzas, hoy ya no importa.
Ayer querías desfallecer, hoy sientes más fuerza.

Estimada alumna de la tarde de hoy:
Tu ayer no existe, tus lágrimas no tienen razón de ser.
Tu ahora está lleno de luz y de esperanza.
Hoy eres  madre, mujer y esposa en plenitud.

Ayer ya se acabó, el ahora empieza hoy.
Y hoy es cada momento, cada respiración y cada palpitación.
Ayer naciste, hoy estás creciendo.

Cómo cambia la vida de un día para otro.

Hasta pronto.
“El amor es para vivir, el pasado para aprender.”

Yo sexalescente


Yo sexalescente,
 …encuentro mi vida con más oportunidades que obstáculos,
veo más posibilidades que incapacidades.

Enfrento a la vida con más alegría que algarabía.
Disfruto con intensidad gozosa cada momento porque he aprendido que cada momento es lo que se llama Vida.

Contemplo a mis semejantes con otros ojos y se aprende de otra manera.
Prefiero un momento de meditación al de diversión.

He aprendido que no he dominado mis pasiones; sin embargo, la pasión por vivir permanece inamovible.
Sé que la seguridad es una herramienta de vida gratuita, que los sueños son esenciales en el arte de vivir, que los problemas casi no hicieron presencia real, ellos moran en mis expectativas.

Estoy convencido que  aún no he vivido todavía mis mejores tiempos.
En esta edad se ve la vida de otra manera, con otra intensidad, con otra paciencia, con otros colores, sabores y sonidos, con más seguridad, de que todo se logra si perseveramos.

He aprendido a sembrar recuerdos porque florecen con pétalos de mejores decisiones y enseñanzas.
He aprendido a no ocultar olvidos.

Yo sexalescente tengo mucho que aportar, enseñar y agradecer.

Y usted, ¿disfruta su sexalescencia?

Hasta pronto.
“El amor es para vivir, la sexalescencia para enseñar y disfrutar.”

Los abrazos protegen, defienden y alivian algo.

Los abrazos sinceros alivian el alma de quien los recibe.   Dar un abrazo o recibirlo es una expresión del alma. La persona ...