Entradas

Mostrando las entradas de febrero, 2019

Hola, Ausencia:

Debo decirte que desconozco si eres triunfo o derrota; si eres gloria o infierno, si eres sonrisa o lamento; ¿para quién?; ¿para quién se va o para quien se queda?
Esa respuesta depende de cada quien o de lo que para quien signifiques tu, como Ausencia.

Debo expresarte, también, que he conocido muchos rostros en tu existencia y presencia; sí, claro, como Ausencia te haces Presencia, como Ausencia engendras tu Presencia. Por lo tanto, eres tan presente como irreal; tan lamento como suspiro, tan soledad como compañía y tan real como invisible, tan invisible como sentible y “llorable”.

Desde que perdí a mi hermano gemelo, y sin tener conciencia de la vida, me dijeron que sufrí su ausencia; que a solas bebía mi alimento debajo de la cama esperando su presencia…y, él, nunca llegó. Me confieso que esa ausencia, tan presente y tan lejana me hizo convertir su ausencia en presencia cotidiana y muy cercana. Afirmo que él, mi gemelo, vive en mi tiempo como yo en su espacio…en dond…

A mis amigos y amigas en este día 14 de febrero

Una manera de brindarte y celebrar la amistad contigo es por tu demostrada presencia y entrega de tu tiempo aquí conmigo.
Queridos amigos: deseo que les sobren: 1.Días para disfrutar. 2.Lecciones por aprender. 3.Frutos por compartir. 4.Conceptos para enseñar. 5.Ver lunas para agradecer. 6.Estrellas por contemplar. 7.Ideas por compartir. 8.Sueños por alcanzar. 9.Retos por vencer. 10.Obstáculos por saltar. 11.Sonrisas por compartir. 12.Miradas por interpretar. 13.Pasos para acompañar. 14.Brazos para proteger. 15.Caricias para entregar. 16.Dulzura para embelezar. 17.Ternura para cautivar. 18.Alegrías para aplaudir. 19.Atardeceres para sonreir. 20.Amaneceres para continuar. 21.Anocheceres para descansar.

Hola, Destiempo:

No escaparías a mi saludo a tiempo, ni me permito olvidarte.
Por supuesto, que te conozco más de lo que te imaginas.

Escribo algo sobre ti.
Tienes dos rostros: a) El señalado por el destino como salvación, y b) el señalado por los compromisos como incapacidad, o negación para llegar a tiempo.
Gracias a ti, como salavación, te hace ver como “héroe”. Muchas personas por llegar a destiempo a viajes, las aerolineas no esperaron; el avión partió y no llegó a su destino. Ante eses suceso solemos decir “qué suerte que se le hizo tarde”.

El señalado por los compromisos adquiridos con otras personas y no llegar a tiempo, eso habla de tu otro rostro: el de la incapacidad para que los “seres racionales”, con títulos profesionales, o sin títulos, damas o caballeros, niños, jóvenes, adultos y personas de la tercera edad te avalen como súbditos tuyos.

El no llegar a tiempo significa para mi:
a) Desinterés por manejar la medida de su vida.
b) Evidencia de incapacidad de orden y uso de…

Hola, Futuro:

Antier le escribí al Pasado, ayer al Presente; hoy te escribo a ti, mi ansiado, deseado y soñado Futuro.
Debo decirte, con honestidad querido Futuro, que sigues siendo una espera en mi interior y una probabilidad en mis estadísticas de años de vida; por otra parte, eres un prolongado regalo de mi Dios del Viento.

Explico por partes lo que ayer escribí sobre tí: “a esperar con paciencia…”
Para esto debo decirte que primero escribo en mi Modelo de Proyección de Vida (…es una hoja en Excel) lo que voy a lograr en una fecha específica, indicando las acciones claras que ejecutaré día tras día. Entonces, debo esperar con paciencia los resultados que me propuse alcanzar ejecutando las acciones previamente escritas… De antemano, se que si hago eso, los resultados se verán a tiempo.

Explico “el por qué de la esperanza…”
Porque esa esperanza es ACTIVA; es decir, que haciendo las cosas cada día llegarán los resultados. Antes decíamos: “A Dios rogando y con el mazo dando”. Esto equiva…

Hola, Presente.

Hola, Pasado.

Hoy tengo muchas ganas de enviarte este mensaje para poner en perspectiva “tu papel” en mi presente y la oportunidad de analizarte y aprovecharte en mi futuro.
Estoy convencido de que, como tiempo, exististe, fuiste y tuviste tu presente, y yo contigo la oportunidad de vivirte. Tengo la fortuna de entender tu papel en mi vida: Primero, no recuerdo todas los sucesos, cosas, dolores, colores, sabores del pasado, porque no sabía que existías, tan siquiera. Batallé en mi niñez para aprender “el hoy, mañana, en la noche o pasado mañana. No me explicaron ni el ayer, ni el antier, o la semana pasada”.
Esto lo entiendo muy bien, porque en mi niñez solo había mañanas, otros días, después, etc. Como niño, ni idea tuve del significado de los tres tiempos: pasado, presente y futuro. Eso lo conocí cuando aprendí la conjugación de los verbos.
El pasado o los pasados tuvieron su momento exacto; acciones o emociones memorables, agradables o desagradables, olvidables, saboreables o amargables…pero, per…

Hola, a Ti, por tu presencia y lectura:

Hola, a Ti, por tu presencia y lectura:
Gracias por estar aquí, gracias por darme tu tiempo y posar tus ojos, usar pensamiento y concentración en las letras, que más que letras son palabras que te hacen evocar lo que ellas significan para ti.
Tengo ya ocho años escribiendo en mi blog y dos o tres en FB. ¿Qué me impulsa a hacerlo? Pues por la simple idea de compartir lo que observo, lo que escucho y lo que discurro poniendo de mi parte las palabras adecuadas para describir eventos, sucesos, ideas o comportamientos de las personas.
El don de la observación vive en mi, el don de la deducción lo he desarrollado; el hábito de la redacción lo he aprendido a través de la lectura. Por supuesto, que también soy lector de lo que escribo. Leo estas reflexiones dos o tres días después de la fecha de publicación.
Creo en el lenguaje escrito, creo en el lenguaje verbal y en el no-verbal. Creo en la lectura, creo en el arte de escuchar (un arte difícil de desarrollar); como hábito tampoco es fácil de ad…

Hola, Tiempo:

Te saludo con respeto, con agrado y con gran deseo de aprender a cómo aprovecharte mejor, y que no se aprovechen otros de mi tiempo, que, en última instancia, es mi vida. Y lo mismo es para todos.
Claro que te veo como una pequeñísima porción de la eternidad, ya que asumo que ésta existe.
Alguien te creó como medida de nuestra existencia. Sé que no tienes memoria, ni parientes, ni lugar de nacimiento. Nunca me hablaron de ti; solo conocí “tu presencia real” con el singular sonido que emitías: tic, tac en un reloj de pared. Me hablaron algo de tus dos manecillas que dicen que decías: “nunca” y “jamás” marcaré esos adverbios de tiempo durante el tiempo que yo, como Tiempo, exista o me mencionen.”

Poco a poco fui conociéndote de varias maneras.Tenemos muchas formas de referirnos a ti: te nombramos como épocas, el pasado, el hoy, el mañana, las calendas, los idus, las estaciones, los años, los meses, los días, las horas, etc. Por cierto, también usamos tu nombre como sinónim…

Hola, Alma mía.

Hola, Alma mía: Te saludo.
He aprendido, confirmado y compartido que posees tres grandes facultades: la Memoria, la Inteligencia y la Voluntad. He comprobado que somos una dualidad: yo la materia, tu lo inmaterial, Somos uno solo; un Ser vivo en la Tierra.
Sé que mi cuerpo (la parte material de mi ser) ha crecido; mi sistema nervioso central es autónomo; que en mi ADN existen todos los programas de vida. Todo está ordenadamente programado. El cuerpo está bien; sin embargo, su prolongada salud depende de mí.
Tu, Alma mía, entras en juego cuando debo TOMAR DECISIONES: Cuando elijo qué comer, qué beber, qué hacer, qué estudiar, con quién compartir mi vida; en fin tu, como gran señora me dices: “usa tu Voluntad; es gratis.” La Voluntad es algo que te pertenece, es tu verdadero libre albedrio. También, considéralo tu derecho de decidir, elegir y actuar. Esto y más me lo has repetido una y mil veces. “Todo depende de ti” es tu frase favorita hacia mí,
Todos los días me recuerdas: “Tu eliges, co…

Hola, Sobrinas:

Hoy fue un día excepcional: disfruté de la compañía de tres sobrinas, a quienes dejé de ver aproximadamente hace 35 años.

Siempre las había recordado como niñas; niñas llenas de sonrisas y algarabías. Ahora, las he encontrado: como madres, esposas y hermanas llenas de sonrisas y alegrías; las he encontrado como mujeres formadas con valentía y convertidas en guerreras de vida.

Una de ellas, María Angélica, sigue siendo la primogénita. Ella en su plenitud luce una extraordinaria Paz y deslumbra con su luz interior.

Su hermana, E. Verónica, llena de vigor, con planes infinitos y con grandes ansias por lograr sus sueños que había dejado pendientes por desviarse a atender otros menesteres. Ella posee talentos especiales: En ella se observa su gran capacidad para ser una Coach de vida para jóvenes y personas adultas. Es una adoración para las personas de la tercera edad.

La otra sobrina, a quien yo le llamaba por el nombre de “Suheiro” la encontré como una madre devota y esposa…

Hola, Lectura.