Entradas

Mostrando las entradas de diciembre, 2018

Pasado, presente y futuro...

¿Como fuiste?, ¿cómo eres? y ¿cómo serás? O bien, ¿qué lograste?, ¿qué logras?, y¿qué lograrás? O bien, ¿Qué tuviste?, ¿qué tienes?, y ¿qué tendrás?
Sé que es un título muy largo; sin embargo, no lo quise hacer más corto para darle énfasis a los tres tiempos: pasado, presente y futuro…( esto lo ligo a los propósitos, deseos, necesidades, obligaciones o deberes del próximo año).
En lo personal, no soy muy amigo del pasado; soy una persona que agradece los sucesos vividos y rescato lo que me interesa de esos tiempo, y nada más. Deseo enfatizarte que puedes apreciar los datos, eventos y resultados del pasado, solo como referencias, no como incomodidades.
Con relación al presente, que equivale a “continuum devenir” de los sucesos, solamente los disfruto porque previamente lo había planeado.
Con relación al futuro, que equivale a tu plan o proyección para el primer trimestre o semestre, dependiendo de la manera en cómo maneje cada quien sus tiempos., te sugiero que definas tu objetivo. Es por eso q…

Algo para compartir con ustedes.

Imagen

La carta que no he olvidado escribir.

Carta para el Niño Dios.
Me han dicho que si te envío una carta tu me cumplirás al pie de la letra lo que te pida. Por lo tanto, te pido lo siguiente:
1. Que los papás no se olviden de sus hijos. 2. Que mis hermanos no caigan en las redes de las drogas. 3. Que mis amigos no sientan soledad, ni miedos. 4. Que mis maestros nos enseñen a vivir con las letras verdaderas. 5. Que los policías nos protejan. 6. Que los gobernantes, pastores y ministros de iglesias tengan sabiduría para guiarnos; además, que se porten bien. 7. Que las personas que sufran sientan tu consuelo. 8. Que los niños abandonados encuentren un hogar en donde los amen. 9. Que los encarcelados encuentren pronta justicia. 10. Que las mujeres se respeten y sean respetadas. 11. Que los niños crezcamos con ideas, sueños y ejemplos verdaderos para convertirnos en hombres genuinos.
Bueno Niño-Dios para mí te pido aprender todos los días cosas que ayuden a los demás a usar su memoria, inteligencia y volun…

Mis deseos

“El anhelo de saciar un gusto” es llamado: DESEO.
Desear algo nos da una agradable sensación que mueve y conmueve nuestros sentidos para la ensoñación, bien sea inspirado por experiencias pasadas o por búsquedas futuras de cosas, afectos o persona.
Una manera de agradecer tu presencia y tu tiempo aquí conmigo es enviándote una lista de mis deseos para ti:
Deseo que te sobren:
1.Objetivos por definir. 2.Metas por alcanzar. 3.Días para disfrutar. 4.Lecciones por aprender. 5.Frutos por compartir. 6.Conceptos para enseñar. 7.Ver lunas para agradecer. 8.Estrellas por contemplar. 9.Ideas por compartir. 10.Innovación para facilitar tu vida. 11.Sueños por alcanzar. 12.Retos por vencer. 13.Obstáculos por saltar. 14.Sonrisas por compartir. 15.Miradas por interpretar. 16.Pasos para acompañar. 17.Brazos para proteger. 18.Caricias para entregar. 19.Dulzura para embelezar. 20.Ternura para cautivar.

Tema sobre las posadas… (y los hospederos.)

Las Posadas son fiestas populares de origen mexicano, que además se han expandido más allá de México: en Honduras, Guatemala, El Salvador, Costa Rica, Nicaragua y Panamá, durante los nueve días antes de la Navidad es decir, del 16 al 24 de diciembre. Estas fiestas recuerdan a las personas el peregrinaje de María y José desde su salida de Nazareth hasta Belén, donde buscan un lugar para alojarse y esperar el nacimiento del niño Jesús.
Origen
Las primeras celebraciones se basaron en las festividades aztecas; en el México prehispánico celebraban el advenimiento de Huitzilopochtli (Dios de la Guerra) durante la época invernal. A esta época se les llamaba Panquetzaliztli y duraba del 16 al 26 de diciembre.
Las fechas coincidían con aquellas en las que los europeos celebraban la Navidad. Así, esta celebración fue cambiando debido a la evangelización que se realizó en la Nueva España. La imagen de Huitzilopochtli fue sustituida por la de María y José.
(Tema de las Posad…

En cualquier parte encontramos personas que nos inspiran…son ¡una bendición!

Aunque a veces batallemos con la dificultad para inciar algo, siempre habrá alguien que nos inspire.
Quiero escribir que, en la vida de todos, hay cosas dulces y amargas, fáciles y difíciles, frías y calientes, claras y oscuras, cercanas o lejanas, alegres o tristes, olvidadas o recordadas, dormidas o despiertas. Empezaré con las olvidadas que hoy son recordadas.

Hace un momento recordé a una persona cuyo comportamiento alegre, sincero y oportuno nos hace voltear a verlo(a) y observarlo(a).
Hice un análisis de su personalidad: es alguien decididamente entusiasta, autónoma e insistente en sus proyectos.

Es una persona que, a pesar de los incidentes de su vida, jamás se ha dejado vencer; si derramó lágrimas fueron de alegría porque jamás sucumbió a esos embates de la vida. Ya se alivió, ya salió fortalecido(a) de ese desagradable y vital momento.

Ahora, dedicado(a) a su proyecto comercial ha demostrado ser una persona infatigable y resistente a las adversidades. Siempre…

El futuro y usted.

Nadie puede predecir el futuro; sin embargo, cada quien lo puede planear.
En fin, planear algo para el futuro es una forma de "predecirlo".  Le recuerdo: el futuro no trae nada; usted va hacia él, y usted llegará con logros, previamente planeados.
En el futuro se tienen que ver los logros; ese futuro marcará su nuevo presente. El mañana o el pasado mañana será el inicio de un nuevo día, mes o año. Es útil "predecir" lo que cada quien debe alcanzar, o debe hacer.
Quiero recordarle que usted es la única persona que puede "predecir el futuro". Usted, por favor, decida uno o dos proyectos nuevos, bien sea para su aspecto personal, ocupacional o familiar. Sus proyectos pueden estar relacionados con su salud, su trabajo, sus negocios y/o sus relaciones inter-personales.
Créame, no es nada de otro mundo diseñar su futuro, lo realmente difícil es no desviarse del camino, no desviarse hacia otros objetivos no planeados con anticipación. Nada más enfóquese en un so…

“Una golondrina no hace verano”

Es una frase que se ha utilizado desde hace mucho tiempo; esa frase nos señala que una sola cosa, un solo evento, una sola palabra no hacen un todo. Es como si yo quisiera decir que una frase bonita  hace todo un mundo maravilloso.

Pues bien, así como una sola frase no provoca cambio; ni una sola sonrisa provoca alegría, ni una sola lágrima provoca alivio, ni una sola promesa hace una realidad genuina…así también, un solo propósito no cambia un todo.

¿A dónde voy con todo esto?
A que en los próximos días escucharás -nuevamente- la palabra “propósitos de año nuevo. Bien sabes que es una añeja costumbre de hablar, hablar y hablar de propósitos. 

Un solo propósito no cambia tu vida, ni tus hábitos; ni un solo deseo se convierte en otra realidad. Hacen falta muchas otras cosas. Por ejemplo, definir, con claridad, qué hábito deseas desarrollar…¿para lograr qué?
O bien un solo propósito para dejar de hacer algo. Piensa en los beneficios que te brindarán los nuevos hábitos.

El propósito del cambio…

Vivir contigo, vivir en tí o vivir para tí

(Esa frase es para analizarse.)

Vivir contigo, quiere decir en la misma dirección y lugar. No implica, necesariamente, compartir. Es solo una frase enunciativa. Sin embargo, vivir en ti lleva implícita una relación intensa y profunda.

Vivir en tí es compartir pensamientos, sentimientos, emociones, planes, proyectos, objetivos y metas.
Vivir en ti, también quiere decir que la otra persona se inspira, respira y suspira por el ser en quien piensa o comparte su vida. Sea cual sea la descripción o definición que le demos, usted, estimado lector tiene la palabra y su razón.

Vivir contigo o Vivir en ti, implica una relación intensamente profunda y amorosamente compartida.

Vivir para ti exige una convicción, una decisión propia de ofrendar la vida al lado de la  persona amada hasta consumar los proyectos definidos y haber alcanzado la unidad del ser uno para el otro.


Hasta pronto.