Entradas

Mostrando las entradas de enero, 2017

No es un libro para leer...

Imagen
-->


Por: Luis Molina Canales.
Introducción.
Desde hace algunos años tres personas me han estado preguntando si ya tengo publicado algún libro. No les he dado respuesta porque no era mi momento de hacerlo y, por otra parte, tenía otras prioridades. Sé que no soy escritor de oficio; sin embargo, sé que tengo ideas que compartir de manera escrita.Por ahora, creo que ya ha llegado el momento de hacerlo.
Sé que a muchas personas les gusta leer un libro, disfrutar el aroma de hojas de papel, las imágenes que el tema les inspira, el peso del mismo y controlarlo en sus manos. También sé que a algunos de nosotros nos gusta compartir lo que nuestra vida ha sido, pero desde diferente perspectiva y medios.
Decidí no escribir un libro porque no tengo novelas que narrar, ni historias que contar, ni propuestas técnicas que demostrar. Lo que sí poseo, sé y disfruto y puedo compartir, de manera escrita, es un conjunto de guías, sugerencias y comentarios que puede ayudar a los lectores a ver el c…

Para todos los enfermeros y todas las enfermeras del mundo: Hoy es su mejor día.

Sin ustedes, sus tareas y sus mimos los pacientes morirían por montones.

Sé que ustedes. limpian y curan el cuerpo, pero también miman y alivian el alma del enfermo y, de paso, dan esperanzas al familiar del enfermo.

Siguen siendo ángeles en la Tierra, y a las puertas del cielo.

Prodigan cuidados a recién nacidos, niños, adolescentes, hombre y mujeres adultas y ancianos.

Tienen todo el humanismo de un ángel bueno, y todo lo humano de un ángel eficiente.

Se visten de blanco, arreglan su cofia, toman su turno y empieza su labor incansable y esperanzadora.

Ustedes miden y viven las esperanzas o desesperanzas de vida.

Su tarea para el mundo es la gran tarea del amor al prójimo.

Gracias por ser ese ejemplo para quienes decimos tener un trabajo.

Nosotros, no curamos, ni mimamos a nuestros clientes, proveedores y compañeros de trabajo; sin embargo, somos responsables de bienestar de las empresas.

Felicidades hoy, mañana y siempre.

Hasta pronto.

De todos mis dias, el mejor es el día de HOY.

Así es, al menos para mí.

Llevo disfrutando más de 26,500 dias. Algunos han sido maravillosos, otros grandiosos, otros mágicos y muchos otros desastrozos. Sin embargo, en cada uno viví (pero no escribí) una diferente historia y disfruté de diversas maneras.

De todos los días, el de hoy es el mejor porque estuve haciendo lo que más disfruto, estuve trabajando en lo que más me apasiona; estuve plasmando colores en mi lienzo: lo que durante muchos días esperaba, esperaba un día lluvioso y frío.

De todos los días, el hoy es el mejor porque me saludaron pesonas que hace tiempo no habia saludado. Hoy recibí un gran saludo, un saludo bello, alegre y sincero: Hoy recibí un regalo del universo. Hoy leí y escuché la invocación: Mi señor.

De todos los dias, el hoy es el mejor porque vivo, vibro, pienso, siento, deseo, sueño.
De todos los días, el hoy es el mejor porque aprendo, comprendo y aplico.
De todos los días, el hoy es el mejor porque avanzo en mi proyecto, lo veo más…

Dolores del amor.

Mi amigo sufre porque su hija ama; su hija sufre porque no la aman.
Lo único que puedo hacer es escribir este tema para que él tenga otros marcos de referencia y pueda esperar a que su hija vaya asimilando que no la aman, o tal vez si la aman, pero no como ella quiere ser amada. Bien me voy a concentrar para escribirle algo.
Mi pensamiento silencioso y, en pleno ejercicio de mi concentración íntima, me digo: “qué difícil es lidiar con el concepto y significado que cada quien tenga del amor o de cómo se desea ser amado o amada”.
Como no nos capacitan a cómo manejar el amor, nos confundimos, nos enfermamos, nos desvelamos, perdemos el apetito y no sé cuantas cosas más, porque estamos atados o esperanzados a ser amados a nuestra manera.
El amor nos hace llenarnos de ilusiones; además, la imaginación le ayuda al amor a ver un mundo casi perfecto. Si no conocemos sobre ese difícil arte del amor vamos a cometer errores, nos vamos a perder en la desdicha, desolación y caos interno…Y todo p…

Empiezan las fiestas de la vida del 2017

Se fueron las fiestas decembrinas; siguen las fiestas de la vida.

Toda la vida es una fiesta bien sea porque sigues en la universidad, o bien en el trabajo o bien porque has emprendido un nuevo proyecto, o empiezas una nueva tarea.

Sea cual fuere tu momento, te invito a que lo vivas como una fiesta: a que sonrías y te carcajees, a que disfrutes y lo goces, a que compartas y multipliques, a que cantes, bailes y brindes por los mejores días por venir.

La vida es una fiesta, una gran fiesta de sueños, logros y labores diarias. 

Tu labor, mi labor es, al final, la misma: crear prosperidad para todos; es bienestar para los tuyos y es buen-lograr para ti. En fin, esa es la gran labor del ser humano.

Feliz fiesta de tu vida, feliz fiesta de mi vida, felices fiestas de nuestras vidas.

Hasta pronto.