21/11/16

La vida sigue ...

En un “abrir y cerrar de ojos”… la vida sigue.
Por favor, que la vida no nada más “pase”.

He escuchado frases como “la vida pasa”, “la vida se va”, “la vida se acaba en un abrir y cerrar de ojos”.
No recuerdo haber escuchado frases como: “la vida crece”, “la vida se queda”, “la vida dura más de lo que nos imaginamos.”. Solo hablamos de la “corta duración de la vida”; sin embargo, no mencionamos que durante ese periodo tenemos, el derecho por una parte y deber por la otra, de generar prosperidad para todos.

En un “abrir y cerrar de ojos” hemos crecido, nos hemos desarrollado.
En un “abrir y cerrar de ojos” nos hemos encontrado y perdido; nos hemos amado y olvidado; nos hemos acercado y alejado. Nos hemos perdido y jamás encontrado.


Deseo:
Que tu vida se convierta en ejemplo multiplicador de conceptos y mejores maneras de compartir conocimientos, convicciones y alegrías.
Que tu vida se convierta en logros y sonrisas.
Que tu vida se convierta en algo totalmente mágico. (Sé que la vida tiene su magia, es cuestión de descifrarla.)

La vida permanece a pesar de nuestra ausencia y la vida crece a pesar de nuestra presencia.

Hasta pronto.

16/11/16

La eternidad puede esperar, el tiempo no.

Creemos que el tiempo espera, pero no es así.


El tiempo ha sido nuestra compañía, ha estado con nosotros.
Muchas personas lo han sabido aprovechar, otras no.
El tiempo se va, pasa, no regresa.
El tiempo sigue su marcha inexorable.
 
Esta reflexión la uno a recuerdos, recuerdos que me gustaría volver a vivir.
A veces le digo al tiempo: “Regresame la vida, regresame mis tiempos”.
Pero el tiempo no responde.
El tiempo continua su devenir constante.
El tiempo sigue, la eternidad espera.
 
Hasta pronto.

13/11/16

“No te quejes, simplemente cambia lo que no te guste.”


Algunas personas se quejan de lo que hacen en su diario vivir y se molestan de diario caminar, del diario correr, trabajar y convivir. Pues bien, para ellas escribo este tema.

Te recuerdo que la queja posee un tesoro invaluable: nos dice que algo no está bien.

Si no te gusta lo que haces, sencillamente cambia de actividad.
Si no te gusta en lugar en donde trabajas, simplemente cambia de empresa.
Si no te gusta tu oficio o tarea, cambialo por algo que te guste y disfrutes con pasión. 

Te escuchas muy mal quejandote de todo y de casi todos.
Te ves muy débil cuando te quejas; pero, eres un gran ejemplo para No ser como tú. 

Una persona quejumbrosa solamente demuestra incapacidad para hacer de su vida un paraiso.
Una persona quejumbrosa  no tiene capacidad para renovarse, ni redimirse.
Una persona quejumbrosa no tiene madurez para decidir sobre su vida.
Una persona quejumbrosa no tiene agallas para cambiar.
Una persona quejumbrosa se convierte en un ser llorón y caprichoso.

Por favor, no te quejes; simplemente, cambia lo que no te guste.
Buen domingo!

Hasta pronto.

11/11/16

¿Qué prefieres?. ¿Buscar la felicidad o la paz?


Inquietudes existenciales.

¿Qué prefieres?. ¿Buscar la felicidad o la paz?

Creo que entré a un tema delicado, muy, muy delicado. Sin embargo, como lo escribo para que cada quien elija, entonces que cada quien decida y viva de acuerdo a su búsqueda, y que esta delicadeza se convierta en su elección para vivir.

Analizando las cosas de la vida, las cosas de mi vida, he llagado, por ahora, a esta conclusión

Buscar la Felicidad
Buscar la Paz
Esta se encuentra en los comportamientos o logros  de otros. Ejemplo, soy feliz porque me tratan bien, o porque mi hijo o hija alcanzó su sueño.
Se encuentra en los contenidos y significados de las cosas de cada quien.
Ser feliz es alcanzar bienes externos.
Estar en paz es alcanzar bienes internos
Ser o estar feliz es porque se cuenta con todos los recursos materiales y emocionales.
Ser o estar en Paz es porque se ha alcanzado a conocer el por qué y para qué de la vida. Es dejar que todo fluya en el ser interior.
Se alegra de los logros alcanzados
Se remece con la forma de ser, sentir, expresar y vivir.
Hay felicidad por sentirse amado, amada o porque se sabe que le interesa a alguien.
Estar en paz es porque se ha aceptado uno a sí mismo.
Esta se encuentra al compartirse mutuamente.
Esta se encuentra al entregarse generosamente.
Se logra por los sueños materializados y sus resultados son para acrecentar el patrimonio o el prestigio.
Se vive por los sueños cosificados y cuyos resultados son para el bien de los demás.

Cualquiera de las dos tienen su valor; lo que sucede es que un valor tiene más trascendencia que el otro. Por favor, elija su valor.

Hasta pronto.

10/11/16

De la pesadilla a un nuevo sueño.

Una lectora me pide que si tengo algún tema sobre "empezar una nueva realción cuando en el pasado había vivido una relación nociva a la autoestima."

No tengo nada escrito; lo estoy escribiendo, y ya empecé con el título: "De la pesadilla a un nuevo sueño". Me gusta el título, aunque no tenga, necesariamente, que ver con un nuevo sueño...debí haber escrito una nueva esperanza. En fin...

Si ahora tienes la oportunidad de que una relación nueva "toca a la puerta de la esperanza, más que a la de tu corazón" creo que es momento de darte la oportunidad.
El haber vivido  y tú haber permitido en el pasado esa relación nociva fue decisión tuya. Ahora bien, te recuerdo que en estos casos la primera experiencia pudo haber sido un error.

En este nuevo caso, si no funcionara ya no sería un error, sería una decisión no tomada con la razón, sino más bien con la esperanza.

Es posible que tú en este momento desees ser respetada, ser amada, tener compañia, etc. Te pido que analices lo siguiente: Tu esperas, tú deseas y posiblemente, des por hecho que la nueva experiencia te traerá lo que tu esperas. Cuidado!. No es así, porque no sabes qué es lo que la otra persona esté deseando, soñando o esperando.
Esa nueva relación tiene que ser bien comentada, bien "negociada", Sí así como lo escribo. Deben decirse los dos los Si y los No de la relación.

Debo decirte que nadie trae la varita mágica para que "cures tus heridas del pasado." La única persona que "curará sus heridas" eres tú a nivel racional, no emocional.

Deseo que tu nuevo sueño se convierta en una gran y hermosa realidad.

Hasta pronto.

3/11/16

Vivir y estar en paz es una decisión muy personal.

Decido "ir por todo, con todo" para lograr mi paz interior.

Creo que he encontrado una forma que me facilitará tal fin.

La comparto: Sé que mi vida es un regalo, un regalo con fecha límite, pero, un regalo al fin y al cabo con el que tengo la oportunidad de vivir la paz que siempre he buscado.

Decido, de ahora en adelante, ver cada momento de mi vida como el último; por lo tanto, lo voy a disfrutar intensamente.

Si en este momento estoy escribiendo, lo haré de la mejor manera; si estuviera leyendo, también, lo haría de la mejor manera.
Si en este momento, estoy atendiendo a alguna persona, decido concentrarme en prestar la mejor atención.
Si estoy formando a alguna persona, lo haré de la mejor manera porque ella es la única y última persona con quien estoy tratando.
Si es una mañana, la disfrutaré de la mejor manera, lo mismo si es tarde o noche, si hace frío o calor.

Este momento es el último que estoy viviendo y lo disfrutaré y agradeceré por siempres.
Hoy es un buen momento para estar en paz, vivir en paz y compartirla.

Hasta pronto.

¡No me digas...!

No me digas lo que piensas, dime lo que sabes.
No me digas lo que sabes, dime lo que haces.
No me digas lo que haces, dime lo que logras.

No me digas lo que esperas, dime lo que intentas.
No me digas lo que intentas, dime lo que buscas.
No me digas lo que buscas, dime lo que encuentras.

No me digas lo que sueñas, dime lo que realizas.
No me digas lo que deseas, dime lo que alcanzas.
No me digas lo que amas, dime lo que creces.

No me digas nada que no hayas hecho, logrado y compartido.

No te digo solamente gracias, te digo que estoy profundamente agradecido por tus visitas.

Seguiremos en contacto.
Te deseo que estés viviendo o hayas vivido un apasionado y compasionado día. No me digas gracias, solo dime estamos en el camino.

Hasta pronto.

1/11/16

El alivio de un reo.

Me contaron una historia que comparto.

Erase una vez allá por el año 1850 que un juez dictaba una sentencia a un reo:
"Lo condeno a pasar la noche en la cárcel y dormir en ella.", a lo que el reo le contestó: "Momento, Señor Juez: usted puede condenarme a pasar la noche en la cárcel, pero a dormir en ella, eso depende de mí, no de su sentencia."

¿A dónde voy con esto?. Voy a que, a veces, solemos sentirnos como reos de algo y condenarnos y castigarnos por algo. 
Ejemplo, me pueden castigar a permanecer en mi pais y no salir de él. Esto es un castigo de una tercera persona. 
Conozco un truco para aliviar "esa sentencia, ese dolor". Y es muy sencillo.
Para esto, recurro a otra historia. Era un hombre que bebía demasiado, el médico le prohibió beber.
El sufrió mucho pero logró curarse de esa enfermedad. Su hermano, quien también era bebedor incurable le dijo: "Mira hermano, yo voy a dejar de beber y no porque me lo recomiende alguien. Voy a dejar de beber porque he jurado no hacerlo. Mi juramento es sagrado. Así es que eso no es ni castigo, ni sentencia, ni recomendación. Es mi libre albedrío, decido no beber.

Quiero concluir lo siguiente: Si el juez te ha sentenciado a permanecer en tu país --y eso te llega a doler-- te recomiendo que permanezcas porque lo has jurado y porque lo decides libremente, no porque te lo hayan sentenciado.

Hasta pronto.