25/9/16

Ofrenda y plegaria.


Si yo deseo algo, creo que debo dar algo a cambio.
Recibir algo sin "pagar por eso" creo que no es tan justo...Bien, esa es mi creencia.
Si estoy en un error, es posible que, esta tarde, encuentre, el acierto. Y si estoy en lo cierto es posible que para mañana lo vea como un error.
Quiero escribir una petición a mi Dios.

Te ofrezco lo mejor de mi día:
Llegar a tiempo,
Tratar amablemente a las personas con quienes interactúe,
Concentrarme en mi trabajo,
Si estoy entrenando a mis participantes, lo haré de la mejor manera.
Enseñaré con cuidado, utilizaré mi paciencia, abriré mis oídos, seré justo y equitativo.
Cuidaré mis palabras, cuidaré mis emociones, cuidaré mis pensamientos.

Te pido que a ellos, mis participantes, mis alumnos o a quienes vaya a dar mentoria, que:
No les duela lo que digo, que les duela lo que no hacen.
No se distraigan, que se concentren en su aprendizaje
No pierdan el interés por su desarrollo, ni el de sus colaboradores.Logren sus metas en el trabajo y logren sus sueños en su vida
Creen prosperidad para los colaboradores, para los empresarios y bienestar para su familia
Se sientan en paz con lo que hacen, y que agradezcan lo que les das.
Así sea.


Una reflexión (muy mía, desde el fondo de mi alma):
"A veces mis ideas, emociones e inspiraciones no me dan para más, así es que cuando mi razón no sabe, la oración lo descubre." Ese es el poder de Mi oración.

Hasta pronto.

20/9/16

Los abrazos sinceros alivian el alma de quien los recibe.



 Dar un abrazo o recibirlo es una expresión del alma.

La persona que abraza lo hace abriendo sus brazos, exhibiendo su sincero corazón y brindando una limpia y amplia sonrisa sobre la persona que recibe su abrazo. En ese hecho se funden los más puros corazones, intenciones y expresiones entre el que brinda el abrazo y quien lo recibe.

Abrazar es proteger, es apoyar y es brindar una genuina y muy necesaria expresión de afecto.

Abrazar es entregar fuerza interior, es aliviar un poco el dolor del alma y decir “cuenta conmigo, no estás solo(a)”.

Dar un abrazo es un gran alimento para el alma. Por supuesto, le envio un fuerte y cálido abrazo a usted que me hace favor de acompañarme leyendo estas líneas. Gracias.

Y usted ¿ya abrazó a sus seres queridos?

Hasta pronto.

6/9/16

La edad dorada es un regalo, la soledad una elección.

A mi modo de pensar, sentir y expresar las cosas, el título que estoy poniendo tiene su sentido.

Me doy cuenta que a la mayoría de nosotros ("los de la tercera edad") nos ha faltado preparación para ir avanzando en las épocas correspondientes.
Así como no se nos preparó formalmente para la niñez y la compañía (saber hacer amigos, tratar a las personas de diferentes edades, culturas, etc, no nos hemos preparado para la vejez o edad totalmente adulta y saber estar con nosotros mismos.

La vejez no es ninguna desgracia, ni la soledad tampoco. La vejez es la edad dorada, la edad en la que las fuerzas fisicas te abandonan lentamente, pero no así el vigor de tu espiritu para compartir y enseñar al que no sabe. De esa manera, no vivirás en soledad.

La edad dorada tiene sus premios: vivir más años, tener más cosas que compartir, tener más experiencia y saborear la grandeza de la sabiduría.

La edad dorada es la cúspide a la que la mayoría de las personas les gustaría llegar pero pareciendo más joven. Creo que la juventud es un estado del alma, la jovialidad de la piel es un estado del cuerpo y, ésta, tiene ya su programa instaurado. No se puede hacer nada que no sea beber más agua, o beberla con más frecuencia. Se puede hacer algo muy especial: sonreir con más intensidad y compartiendola con más alegría.

La edad dorada es un regalo, la soledad una elección.

Hasta pronto.

5/9/16

Lágrimas o llanto.

Cuando nos brota el llanto es porque en nuestro ser se presenta un dolor; un profundo dolor que nos desgarra el alma. De pronto, queremos que todos se acabe, queremos desaparecer, correr, saltar y no sé cuantas cosas más. No deseamos experimentar ese momento.

Pues bien, creo que este ejemplo es muy ilustrativo para decirte que sé de qué se trata este momento. Los resultados de estos llantos profundos son paz y recuperación para continuar, son para respirar nuevas esperanzas y llenarnos de nueva energía: En resumen, nos dan otras fuerzas extraordinariamente grandiosas.

Esos inmensos e intensos llantos son la prueba inequívoca de que nuestra alma está creciendo de otra manera; que se está gestando una nueva fuerza para continuar el viaje por esta hermosa, colorida y alegre vida.

El llanto pertenece solo a las personas que son genuinamente buenas, de corazón honesto y de sanas intenciones en el alma. Por otra parte, una lágrima es una tímida sonrisa del alma.

Y Usted, ¿llora o simplemente derrama una lágrima?

Hasta pronto.

2/9/16

“Nacer, Crecer, Reproducirse y Morir”



Hace más de medio siglo más 15 años se me enseñó en casa que ese era el ciclo del Hombre.
Pues bien, no diré que lo recuerdo a cada rato, no. Hace rato que estaba pintando un bodegón, estaba reflexionando sobre qué tema escribiría. Seguí pintando, seguí viendo mis pinturas, mis pinceles, mis espátulas. Recordando varias cosas del día y reflexionando sobre algunas cosas, de repente me vino la frase que nos decía mi padre.

Quiero darle un sentido diferente a ese ciclo natural.
No se trata de “Nacer” sin haberlo pedido; sí se trata de Renacer en nosotros mismos de acuerdo a nuestras creencias, convicciones e intereses. Claro que podemos Renacer.

“Crecer”, Utilizaré este verbo, para recordarme que es mi responsabilidad mi crecimiento interior, crecer en habilidades, actitudes; hacer crecer a los demás con nuestro ejemplo y consejo.

“Reproducirse”. Utilizaré este verbo en sentido figurado. Puedo “reproducir” en los demás algunas convicciones, creencias y opiniones. Podemos hacer que los demás puedan ser un poco de nosotros mismos.
Dar el ejemplo (Compartiendo) es otra forma de “Reproducirnos”.
“Producir” algo que llevamos por dentro, en nuestro espíritu, en nuestra alma; al producirlo y compartirlo estamos multiplicando esas convicciones o pensamientos.

“Morir”. También utilizaré este verbo en sentido figurado.
No se trata de “Morir físicamente”, se trata de no repetir actos que dañen a los demás. Yo, tengo que dejar de hacer cosas que lesionen a los demás; por lo tanto, esa acción no tiene cabida en esta mi vida.

Ahora, el ciclo de vida lo llamaré: Renacer, Desarrollarse (Crecer), Compartir y Trascender.

Hasta pronto.

1/9/16

Yo quise, quiero y querré Ser:


Alguien que les enseñe a ver con claridad el rumbo, no necesariamente el destino.

Una persona que tenga una respuesta a toda pregunta y mil preguntas para toda respuesta.

Un Caballero que defienda los colores de la inocencia, los de la pobreza y los de la injusticia.

Un Guerrero que batalla que enfrente salga victorioso aunque con profundas heridas.

Un Lider que tenga un sueño para los demás y les ayude a convertirlo en realidad.

Un Mentor que les ayude a descubrir el por qué y para qué de su existencia.

Un Consejero que los lleve a las puertas de la sabiduría.

Hasta pronto.