21/11/12

Oiga, ¿cómo le hago?

Oiga, ¿cómo le hago?

Esta pregunta surgió esta mañana en un ejercicio de palabras o frases que le hacen temblar de coraje a una persona. Excelente aportación.

Por una parte, la personas que pregunta cómo hacer algo  (teniendo años haciendo lo mismo) creo que a muchos de nosotros nos molestaría.
Oiga ¿cómo le hago?...es una frase que nos recuerda que tenemos que estar al tanto del proceso de aprendizaje y desempeño de nuestros colaboradores.
Oiga, ¿cómo le hago?, me lleva a compartir con ustedes tres conceptos mágicos que nos permiten facilitar la labor y desarrollo de los colaboradores. Estas son:
"Si no sabes, te enseño", "Si no puedes, te ayudo", pero "Si no quieres, creo que tenemos algo de que conversar."

Y usted, ¿cómo le hace?

Hasta pronto.
"Todas las cosas tienen muchas maneras de hacerse."

17/11/12

Algo no está bien.


Cuando hay bondad en el corazón y no hay confianza en la razón, algo no está bien.

Algunas personas pagan un precio demasiado alto cuando segundas personas o su pareja no cumplen su palabra. Las primeras se castigan a sí mismas negándose la oportunidad de abrirse a nuevas relaciones…y las segundas se retiran llevándose la razón de que la otra persona lo provocó. A mi parecer, ambos han fallado: uno por callar y el otro por ocultar.

Si él o ella falló y tú has decidido separarte, no tienes tú que pagar por ello.  Ese pago se manifiesta en la exagerada desconfianza hacia los demás, se manifiesta en la vida aislada a la que se condena, se manifiesta también en que no se permiten disfrutar intensamente la flama de una nueva relación que se enciende cada vez más con los vientos de la confianza y admiración hacia la otra persona.

Y Usted ¿desconfía de los demás?
“La bondad es para crecer, la confianza para acceder”.

13/11/12

El tiempo


El Tiempo… (Renato Leduc)

Sabia virtud de conocer el tiempo;

a tiempo amar y desatarse a tiempo;
 
como dice el refrán; dar tiempo al tiempo…
 
que de amor y dolor alivia el tiempo.

Aquel amor a quien amé a destiempo
 
martirizóme tanto y tanto tiempo
 
que no sentí jamás correr el tiempo
 
tan acremente como en ese tiempo.

Amar queriendo como en otro tiempo
 
—ignoraba yo aún que el tiempo es oro—
 
cuánto tiempo perdí —¡ay!— cuánto tiempo.

Y hoy que de amores ya no tengo tiempo,
 
amor de aquellos tiempos, cómo añoro
 
la dicha inicua de perder el tiempo…

Hasta pronto.
Y usted ¿conoce su tiempo?

"El tiempo de tu vida o la vida de tu tiempo. Cuidado!. Cuídala y Cuídalo!"

Aquí, cantando mi canción


“…aquí, cantando mi canción”

Posiblemente, el título poco tenga que ver con lo que voy a comentar, pero lo voy a escribir.
Ya no he escuchado a nadie silbar, ni tararear siquiera una canción. La última vez que lo escuché fue hace 60 años.
¿De qué se trata cuando una persona tararea o silba una melodía?. Por una parte, se trata de que a ella le gusta la canción, algo le recuerda y le hace vivir y vibrar.
Me prometo tararear más seguido y silbar mis canciones de ayer, ahora y siempre.
Por ejemplo, la canción Qué bonito es el sol de mañana. La canción Contigo,  Imagine de John Lennon, la de Smile de Chaplin, la de Love is in the Air…
Me siento bien cantando, me siento muy bien silbando y me siento mucho mejor tarareando mi canción.
Y usted ¿canta, silba o tararea?
Hasta pronto.
“La vida es una hermosa melodía que cada quien tiene que entonar.”

8/11/12

Aquí, esperando soñar para poder vivir.


…”aquí, esperando soñar para poder despertar…”


“Qué difícil se me hace distinguir entre mis sueños, mis fantasías y mis ilusiones para lograr algo. Creo que no encuentro el camino para volver a soñar. Parece que estoy en el Boulevard de la Fantasía esquina con Ilusiones.
Recuerdo que solía soñar…y quiero volver a soñar para poder despertar de mi letargo. Estoy pesado, se me hace difícil moverme…”

Esta es un pasaje de la vida de un gran amigo que necesita ayuda. 

Este tema es la ayuda que puedo brindarle.
Sé que va a despertar de ese momento y volverá a convertir sus sueños en realidad.
Va a tomar de nuevo la vida en sus brazos, su alma en su corazón y su fuerza en su cuerpo. El soñará sueños no soñados y vivirá vidas no vividas. El seguirá siendo un amigo que inspira, que ilumina y enseña el camino. El despertará, seguirá soñando y volverá a vivir. Animo!

Y usted ¿sueña?
Hasta pronto.
“El sueño es para vivir, la vida para disfrutar los sueños”

7/11/12

"Aquí, esperando ganar voluntad..."


…”aquí, esperando… ganar voluntad con el tiempo y perder peso con el esfuerzo…”

Qué bella aseveración. Eso quiere decir que está atenta a su cuidado corporal.
Esta frase me habla muy bien – corrijo- me habla extraordinariamente bien de su decisión y esfuerzo. Por la decisión que tomó, su esfuerzo es la moneda de pago.
Felicidades por ello Mariela, alumna mía, y mujer de extraordinaria voluntad.

Ella ha decidido rescatarse, reencontrarse y redimirse. Así que ella está aquí, esperando ganar voluntad que la llevará a la plenitud como persona y mujer.

Y usted ¿ es como Mariela?
Hasta pronto.
“La voluntad es para aprovecharla, el peso para desecharlo.”

Los abrazos protegen, defienden y alivian algo.

Los abrazos sinceros alivian el alma de quien los recibe.   Dar un abrazo o recibirlo es una expresión del alma. La persona ...