29/2/12

Paradoja del Dinero.

“Había un hombre tan pobre, tan pobre, tan pobre que lo único que tenía era dinero.”

Todos sabemos que con el dinero se puede comprar medicinas pero no la salud; libros pero no la cultura; una casa, pero no un hogar; el placer, pero no el amor.

El dinero es un medio, una herramienta. El dinero en sí mismo o lo tienes o te tiene. Lo tienes cuando sabes invertirlo en cosas útiles; te tiene cuando lo cuidas con mucha cautela.

Antes, después o entre el dinero siempre prevalecerán los talentos, las cualidades, las virtudes, los sueños, la fe, la esperanza de cada uno de nosotros por vivir en un mundo mejor. Tener dinero es un bien, usar el dinero es mejor. Así que terminaré diciendo que: “Este era un hombre rico, tan rico, pero tan rico que lo único que no tenía era dinero.”

Hasta pronto.

28/2/12

"El corazón tiene razones que la razón no entiende" (Pascal)

Las paradojas de la vida.

Vamos a comentar temas de la vida cotidiana a través de paradojas.
Para esto empecemos con la definición que nos enseña Wikipedia:

Una paradoja (del lat. paradoxus, y este del griego παράδοξος) es una idea extraña, opuesta a lo que se considera verdadero o a la opinión general.1 En otras palabras, es una proposición en apariencia verdadera que conlleva a una contradicción lógica o a una situación que infringe el sentido común. En retórica, es una figura de pensamiento que consiste en emplear expresiones o frases que implican contradicción.

Sentimientos y lógica.
“El corazón tiene razones que la razón no entiende.” (Pascal)

En nuestra vida nos hemos enfrentado a algo que describe la definición. Por ejemplo, si una relación afectiva, de negocio o de amistad no es sana ¿por qué sigues ahí? 
Aquí es donde cabe, “el corazón tiene razones que la razón no entiende.” Ahora bien, eso de que la razón no entiende se refiere también a la opinión general. 

Si la mayoría piensa que algo te hace daño, pero tú no encuentras razón, entonces sigues haciendo lo que tu corazón te dicta.
Cuidado con no usar el pensamiento lógico al buscar un bien personal.

Hasta pronto.
http://www.spreaker.com/user/luismolinacanales



27/2/12

¿Quiero enseñar a hacer las cosas muy bien?


El primer paso ya lo dimos: es hacer las cosas mejor que ayer. Ahora daremos el segundo paso: enseñar a las personas que nos rodean a hacer mejor las cosas. Esas personas bien pueden ser nuestros hijos, compañeros de colegio, trabajo, club, habitación, etc. Vamos a venderles la idea de que quien puede ser mejor hoy que ayer. Los beneficios saltan a la vista: nos estamos dando la oportunidad de ejercer nuestra libertad y sumando la capacidad de crear.

Solía decir que nuestro ejemplo puede contagiar o contaminar a los demás. Creo que ahora quiero cambiar mi aseveración por la positiva: “Contagiemos a los demás para hacer las cosas lo mejor posible en todos los órdenes y momentos de nuestras vidas. Recordemos que por vivir nadie nos paga un centavo; por disfrutar de nuestras elecciones y emplear todo nuestro potencial con intensidad única tampoco.

Hasta pronto.

26/2/12

Esto que estoy haciendo ¿lo puedo hacer mejor?


¿Lo podría hacer mejor o de diferente manera?. Es la pregunta que nos estaremos haciendo.

No se trata de una frase aislada. Se trata de un ejercicio que habremos de hacer durante una semana un grupo de jóvenes emprendedores internacionales con raíces en México, su Vicepresidente y, como invitada especial, su mamá, que por cierto, tiene mucho qué ver con el éxito de este gran proyecto.

Ellos, trabajan no sólo hombro con hombre sino sueño con sueño y meta con meta. Todos nos hemos comprometido a hacernos esa pregunta en cada momento que empecemos a hacer algo bien sea tratando a una persona, contestando el teléfono o haciendo una tarea específica.
Hemos comentado que los grandes cambios, los de inmensa e intensa trascendencia, son los que provienen de pequeñas y sencillas prácticas que vayamos adoptando día con día.

Lo invitamos a usted a iniciar una gran brigada de mejora instantánea con sus amigos o compañeros de trabajo.

Hasta pronto.
“El amor es para vivir, el dolor para crecer.”

24/2/12

El tacto del amor.


Tomados de la mano. Es el tacto del amor.
El amor tiene diferentes grados de tacto y contacto. Me refiero al tacto expresado en "tomados de la mano".

Cuando tomas de la mano a tu mujer amada estás diciendo “yo te llevo, te protejo y festejaremos juntos.” Vamos al mismo lugar, con el mismo objetivo, la misma alegría. 
Tu persona es la extensión de la mía, y mi persona es la extensión de la tuya. Unidos de nuestras manos alcanzamos a abrazar más mundo, más vida, más esperanza.

Gracias por darme tu mano. Toma la mía. 
Hace mucho que no nos contactamos. Gracias vida mía por sentir el calor, la fuerza y el amor a través de mi mano.

Hasta pronto.
“El amor es para vivir, el dolor para crecer.”

23/2/12

“El amor ni tiene color, ni aroma…y es totalmente insípido!”

Esa es un comentario que me hizo una persona, precisamente esta mañana.
Bien, ella tiene todo el derecho de expresar su concepto y su sensación.

Regresé a mi oficina reflexionando el fondo de esta aseveración.
Mi conclusión es que ella tiene razón. Es su razón, es la descripción y definición que tiene del amor.
Claro que el amor no tiene color, ni aroma si no se tiene ni un sueño, ni objetivo en la vida, ni un ser a quien amar. Y es totalmente insípido si no se tiene autoestima genuina.
El sabor del amor empieza con disfrutar del respeto por uno mismo; aceptarse tal y como uno es física, emocional, intelectual y espiritualmente. Este es el punto de partida para el desarrollo y transformación del ser humano.



El amor no tiene color para quien no sabe mirar con los ojos del alma; no tiene aroma para quien tiene cerrado o no sabe cómo usar el más perfecto de todos lo sentidos: el olfato.
El amor será totalmente insípido para quien no disfruta ni siquiera el “sabor” de un dulce beso.

Hasta pronto.

“El amor es para vivir, el dolor para crecer.”

22/2/12

La vida color de rosa nos recuerda que debemos soñar.

No dejar de soñar es la característica de este bello color atribuido a jovencitas quinceañeras. Sin embargo, viendo desde el punto de vista de la buena fe, de la inocencia y de la bondad, es válido pensar en que nuestra vida tiene su lado color de rosa.

No hace daño, nos hace sonreir y nos ayuda a seguir soñando.
¿Ha tenido sueños color de rosa?

Hasta pronto
"El amor es para vivir, el dolor para crecer."

21/2/12

El color negro nos recuerda que debemos sonreir.

"Cuando veas todo color negro por favor, no te desesperes, la luz pronto llegará"
En ocasiones, vemos todo nuestro mundo color negro. Nos desalentamos, nos desanimamos, pensamos que el mundo o las personas son injustas con nosotros; pensamos que tenemos la razón, que los demás son personas que están equivocadas en sus apreciaciones.
Hasta aquí, es posible que tengas la razón, si ese fuera tu caso. Sin embargo, ¿de qué te sirve tener la razón si no están las cosas como te gustaría que estuvieran?.

La vida también la calificamos con el color negro. La ventaja que lo negro se quita con un poquitín de luz. Y siempre encontraremos esa lucecita en alguna parte, especialmente en nuestro espejo.
Por favor, acércate a tu espejo y sonrie.

Hasta pronto.
"El amor es para vivir, el dolor para crecer."

19/2/12

El amor es acción. Y ésta es una a nivel mundial.


"Tanta sustancia de A.A. en tan pocas palabras"
Para los A.A. de todas partes, la querida Oración de la Serenidad es un mantra para toda ocasión imaginable; una brisa refrescante en una cara enrojecida por la ira, una corta canción de gratitud por buenas noticias, una guía consoladora ante las malas noticias, la seguridad reconfortante de que el mundo se va desenvolviendo como debe ser.

Bill W. co-fundador de Alcohólicos Anónimos cuenta que, a principios de 1942, Ruth Hock, no-alcohólica, la primera secretaría nacional de A.A., enseñó a él y a otros que se encontraban en la abarrotada pequeña oficina de Nueva York un obituario que apareció en el Herald Tribune de Nueva York que terminaba con estas palabras:

“Dios: Concédeme la serenidad para aceptar
las cosas que no podemos cambiar,
el valor para cambiar las cosas que podemos
y
 la sabiduría para reconocer la diferencia.”

Alguien sugirió que se imprimieran las cuatro líneas en una tarjeta pequeña tamaño billetera, para incluir en la correspondencia que se enviara de la oficina, y así la Oración de la Serenidad empezó a hacerse una parte integrante de la vida de A.A. Desde aquel entonces, ha sido traducida a los muchos idiomas que hablan los A.A. de todo el mundo y se reza en voz alta en las reuniones y silenciosamente en sus corazones. Por más de medio siglo la oración ha venido entretejiéndose tan íntimamente en la filosofía de A.A. que les resulta difícil a los miembros recordar que no se originó en la experiencia de A.A.

No obstante, a pesar de años de investigaciones por parte de historiadores y numerosas conjeturas por parte de aficionados, el origen exacto de la Oración de la Serenidad sigue siendo un misterio. Lo que parece indiscutible es la reclamación de ser el autor hecha por el teólogo Dr. Reinhold Niebuhr, que en una entrevista dijo que había escrito la oración como nota final de un sermón acerca de cristianismo práctico. Pero incluso el Dr. Niebuhr admitió cierta duda al agregar "por supuesto puede que haya estado muchos años, incluso siglos, apareciendo aquí y allá, pero no lo creo. Creo sinceramente que yo mismo la escribí." Con su permiso, durante la Segunda Guerra Mundial la oración se imprimió en tarjetas para ser distribuidas por la USO a los soldados. Para aquel entonces ya había sido reimpreso por el Consejo Nacional de Iglesias así como por Alcohólicos Anónimos.

Hasta pronto.
"El amor es para vivir, el dolor para crecer."

Los abrazos protegen, defienden y alivian algo.

Los abrazos sinceros alivian el alma de quien los recibe.   Dar un abrazo o recibirlo es una expresión del alma. La persona ...