28/2/11

No Criticar.

Competencias para Vivir la Vida.

6. No Criticar
Definiciones:
no.  (Del lat. non).

1. adv. neg. U. para negar, principalmente respondiendo a una pregunta.
           
2. adv. neg. Indica la falta de lo significado por el verbo en una frase.
3. adv. neg. U. repetido para dar más fuerza a la negación. No, no lo haré.

 criticar. (De crítica).
1. tr. Juzgar de las cosas, fundándose en los principios de la ciencia o en las reglas del arte.
2. tr. Censurar, notar, vituperar las acciones o conducta de alguien.
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

No criticar.

a    a)  Describirla
La crítica es la expresión de censura verbal o no verbal de una persona hacia el comportamiento, gustos, intereses o acciones de otra.

A nadie le es permitido (pero parece que tampoco prohibido) censurar las acciones, comentarios o forma de vida de alguien, a no ser que sea una persona que esté al cuidado de una segunda o tercera persona. En este caso, no se llamaría crítica, se llamaría evaluación o medición de la conducta o desempeño.

Desconozco quién invitó a la crítica a formar parte de la convivencia humana. Desconozco cuándo y dónde se hizo presente este mal hábito: criticar a los demás. En el mundo de las relaciones interpersonales bien sea en el seno familiar, social o  académico, desafortunadamente, la crítica está presente. 

La crítica es un “cáncer” que hace daño a los demás. El criticón, posiblemente, no se da cuenta del alcance nocivo de sus comentarios. Las personas criticadas recuerdan, con frecuencia, más las frases que escucharon que a las personas que las pronunciaron. Por eso recomiendo no criticar a nadie, absolutamente  a nadie.
Creo que los adultos hemos hecho poco para eliminar del mundo esta fea costumbre de criticar a los demás. No he visto ningún mandamiento que se llame No Criticarás; es el momento de crearlo y practicarlo día con día.

b) Enfocarla para eliminarla.
Pensemos, por un momento, en el poder que tiene la crítica destructiva. 
Esta definitivamente  es nociva para la autoestima y prestigio de las personas.

1. La critica detiene e inmoviliza.
2. La critica calla la sonrisa de alguien.
3. La critica enmudece las conversaciones.
4. La crítica aleja las amistades.
5. La crítica confunde y desorienta.
6. El que critica se convierte en una persona non-grata.

Los invito a que juntos eliminemos este feo hábito:
1.   Enseñando a nuestros hijos el poder destructor de la crítica. Por favor, insista en no criticar a nadie.
2.   Eliminando completamente de nuestros hábitos diarios el criticar involuntario e inconsciente.
     
    Para que la crítica sea constructiva se necesita una condición: debe ser solicitada. Si ésta no se le solicita la persona criticona está invadiendo el terreno de la intimidad, cosa no permitida en los derechos básicos universales.
      
     Alguien me comentó que la crítica es "prima-hermana de la envidia".  ¿Qué opina usted?

Hasta la próxima.

45. Semillas para el desarrollo personal.

Declaración: "Yo elijo externar mis opiniones e ideas en forma prudente."

24/2/11

La Prudencia.

Competencias para Vivir la Vida.
Conductas. 


5. La Prudencia.

Definción:
La Prudencia es la virtud de actuar de forma justa, adecuada y con cautela. También se entiende como la virtud de comunicarse con los demás por medio de un lenguaje claro, literal, cauteloso y adecuado, así como actuar respetando los sentimientos, la vida y las libertades de las demás personas. Actualmente se ha impuesto el significado de actuar con precaución para evitar posibles daños, aunque la RAE mantiene la definición antigua.1
prudencia.
(Del lat. prudentĭa).

1. f. Templanza, cautela, moderación.
2. f. Sensatez, buen juicio.
3. f. Rel. Una de las cuatro virtudes cardinales, que consiste en discernir y distinguir lo que es bueno o malo, para seguirlo o huir de ello.

En La República, Platón describe las cuatro virtudes cardinales como:1)
                Prudencia (calculativo) - véase el todo
                Fortaleza (enérgico) - presérvase el todo
                Templanza (apetitivo) – modérese en el todo
                Justicia (virtud fundante/preservante) - conózcase a sí mismo

Platón define cómo un individuo puede lograr estas virtudes: la prudencia viene del ejercicio de razón, la fortaleza de ejercer las emociones o el espíritu, la templanza de dejar que la razón anule los deseos perjudiciales para el cuerpo, y desde éstas la justicia viene, un estado en que cada elemento de la mente está de acuerdo con los otros.

a) La Describo:
LA PRUDENCIA: La prudencia es una virtud de la razón.
La persona prudente analiza las cosas con detalle, mira los pros y contras de sus decisiones, previene los efectos e impactos de sus acciones, palabras o gestos.
Creo que la Prudencia en la actualidad la nombran de otra manera; es la prevención/previsión. Prevenir  es prepararse para los efectos posibles de una acción.
Preveer es ver con anticipación los efectos de la acción; nos ayuda a evitar que algo malo suceda.
La prudencia en los demás es tan discreta que pasa inadvertida ante nuestros ojos.
El ser prudente no significa tener la certeza de no equivocarse, por el contrario, la persona prudente mucha veces ha errado, pero ha tenido la habilidad de reconocer sus fallos y limitaciones aprendiendo de ellos.
La falta de prudencia siempre tendrá consecuencias en todos los niveles, personal, familiar. afectivo y colectivo, según sea el caso.
Tomemos en cuenta que todas nuestras acciones prudentes  estén encaminadas a proteger la integridad de los demás como símbolo del respeto que debemos a todos los seres humanos.
b) La Enfoco:
Como alcanzarla:
a) Aprendiendo de los errores: Si una persona no sabe reflexionar sobre lo que le ha sucedido a él y a los demás, no podrá aprender a vivir. De esta manera el pasado se transforma en el maestro de la vida.
b) Analizando los sucedido. Ver a profundidad el daño que hemos provocado.
c) Aceptando con  humildad nuestras limitaciones,
d) Pidiendo consejo a todas aquellas personas que puedan aportarnos algo de luz.
Estimado lector: Aprender o no es nuestra elección; poner o no en práctica lo aprendido es muestra de sabiduría, de ignorancia o desinterés. La decisión está en nosotros.

Hasta la próxima.

41. Semillas para el desarrollo personal.

Declaración: "Yo elijo a la Empatía como aliada personal."

21/2/11

La Empatía.

Competencias para Vivir la Vida.
Conductas: 

4. La Empatía.
La empatía (del vocablo griego antiguo εμπαθεια, formado εν, 'en el interior de', y πάθoς, 'sufrimiento, lo que se sufre'), llamada también inteligencia interpersonal en la teoría de las inteligencias múltiples de Howard Gardner, es la capacidad cognitiva de percibir en un contexto común lo que otro individuo puede sentir.

La empatía es la capacidad de entender los pensamientos, comportamientos y emociones ajenas; es lo que comúnmente llamamos “ponerse en el lugar de los demás.”
a)  Describirla: Sin darnos cuenta todos los seres humanos hemos vivido esta conducta. Es conveniente pensar en las razones de por qué alguien se comporta de esa manera. Es conveniente conocer más información o datos de la otra persona para poder entender y aceptar su manera de ser.
La empatía es algo que nos hace sentir genuinamente humanos.

El siguiente es lo que pretendo que sea un ejemplo para que usted viva la Empatía:
Tenemos el caso de una mujer, madre soltera, operadora de una fábrica. En esta semana su desempeño ha bajado. El supervisor, posiblemente le llamará fuertemente la atención.


b) Enfocarla:
Demos paso a la Empatía:
a) Es necesario analizar todas las circunstancias de la persona: Es madre soltera, cuenta con poca preparación académica, tiene un ingreso económico modesto. Vive con su hija. Su hija está enferma; en su casa le han cortado el servicio de energía eléctrica.

b) Ahora le pregunto a usted, estimado lector, si usted estuviera viviendo circunstancias similares, ¿cómo se sentiría?, ¿cree usted que su desempeño pudiera venirse abajo en una jornada de trabajo?.

Ahora bien, ¿ya sintió algo en su interior?. Eso es la "puerta de entrada" a la empatía. Como usted no está en la situación de la mujer del ejemplo. Con esa sensación experimentada. La empatía no nada más quiere decir entender y ponerse en el lugar de la otra persona, sino también hacer algo por esa persona.

c) Repito, si usted no hace algo al respecto por la persona, entonces sería una empatía pasiva.

d) Recomiendo emplear la empatía activa. Y esta es muy simple. Creo que al menos no criticar, al menos entender la situación y emplear el criterio para minimizar la falta o aceptar el hecho de que en este momento la situación por la que atraviesa la persona de mi ejemplo.

d) Ahora viene la magia de la Empatía: ¿Qué puedo hacer yo por esa persona?.

Hasta la próxima.

38. Semillas para el desarrollo personal:

Declaración: "Yo elijo agradecer a las personas que toleran mi forma de ser y de pensar."

20/2/11

19/2/11

36. Semillas para el desarrollo personal:

Declaración: "Yo elijo practicar conscientemente la Tolerancia."

La Tolerancia

Competencias para Vivir la Vida.
Conducta: 3. La Tolerancia.



Definiciones:
La tolerancia, del latín tolerare (sostener, soportar), define el grado de aceptación frente a un elemento contrario a una regla de comportamiento.
a) en ingeniería y diseño: la tolerancia es el margen de error admisible en la fabricación de un producto. La tolerancia a fallos es la capacidad de un sistema de seguir en funcionamiento aún en caso de producirse algún fallo.


(A) en medicina: a tolerancia es la reducción de la respuesta del organismo a los efectos producido por una sustancia determinada. La tolerancia inmunitaria es la ausencia de respuesta del sistema inmunitario frente a un antígeno.

B) la tolerancia social es el respeto hacia ideas, creencias o prácticas cuando son diferentes o contrarias a las propias.


Nos referiremos a esta última definición:
“...es el respeto hacia ideas, creencias o prácticas de las personas.
Por otra parte, quiero comentar que la tolerancia es la aceptación a maneras diferentes de ser, de expresar y de vivir.

a) La describo:
A veces, en las relaciones interpersonales, no aceptamos que las demás personas piensen o hagan las cosas de diferente manera. Pensamos, con frecuencia, que la manera en como nosotros actuamos o pensamos es la correcta, la mejor y la que debería regir a todas las personas con quienes interactuamos. Eso lo he observado, especialmente, en las relaciones de pareja. La frase o mejor dicho la posición que se adopta es: “Yo quiero que tú hagas las cosas como yo digo.”…¿Les suena conocido esta aseveración?.
Pues bien, por no tolerar perdemos las oportunidades de convivir los demás.

Existe el Día Internacional para la Tolerancia.  Esta es una conmemoración que tiene lugar el 16 de noviembre de cada año por iniciativa de UNESCO que la aprobó el 12 de noviembre de 1996 en su Resolución 51/95.1

El Artículo 1.  Significado de la tolerancia
La tolerancia consiste en el respeto, la aceptación y el aprecio de la rica diversidad de las culturas de nuestro mundo, de nuestras formas de expresión y medios de ser humanos. La fomentan el conocimiento, la actitud de apertura, la comunicación y la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión.

La tolerancia consiste en la armonía en la diferencia. No sólo es un deber moral, sino además una exigencia política y jurídica. La tolerancia, la virtud que hace posible la paz, contribuye a sustituir la cultura de guerra por la cultura de paz. (Todo esto lo dice la UNESCO).

Yo, ocasionalmente, he expresado que "La paz no es la ausencia de conflicto sino la presencia de justicia. Y que la justicia es una de las virtudes cardinales que nos lleva por un camino de la Tolerancia."

La tolerancia requiere distinguir entre el bien y el mal, entre verdad y error. El bien y la verdad no se toleran, sino que se aplauden. Sólo el mal y el error puede, a veces, tolerarse.
En cualquier virtud, y también en la tolerancia hay errores por exceso o por defecto. En el primer caso estaríamos siendo permisivos donde todo se admite. En el extremo opuesto se sitúa el rigorismo donde nada se permite.

B) Enfoque:
En la familia a veces hay que tolerar errores y fallos de los hijos, pero en otras ocasiones hay que corregirlos. En ambos casos se busca el bien de los hijos que unas veces necesitan de fortaleza y otras de amabilidad. Ni el excesivo rigor, ni la excesiva blandura son buenas.
En el ámbito deportivo se permite a unos aficionados que insulten al árbitro o al equipo rival. Pero no se tolera que les apedreen.
En el campo de la autoridad civil, suele haber tolerancia con algunos comportamientos juveniles (diversión, ruido, ligeros desperfectos, abandono de desperdicios...). Pero otras actitudes se deben atajar. Por ejemplo, las drogas o las locuras conduciendo vehículos.
Nosotros como personas no nacemos tolerante. Nuestra conducta natural es que todo sea para nosotros mismos, y que todos estén de acuerdo con nosotros, por lo que es indispensable que el proceso de aprendizaje acerca de la tolerancia empiece desde nuestra niñez.

Se puede aprender a ser tolerante:
a) Cuando nuestros padres también lo sean. (El ejemplo contagia!)
b) A través de los juegos. (Las reglas tienen excepciones; por lo tanto es tolerancia.)
c) Conviviendo. (¿Cada quien su vida.?)
d) Aprendiendo a respetar las diferencias. (Aprender de ellas es lo trascendente.)
e) Conociendo diferentes culturas por medio de los viajes
f) No peleando, ni vociferando, ni destruyendo al ser amado.
g) Aprendiendo a no burlarse de los demás.

Espero su Tolerancia por lo largo del tema. Gracias.
Hasta la próxima.

16/2/11

Saber escuchar.

Competencias para Vivir la Vida.
Conducta: Saber escuchar.

En los años 60s utilizabamos muy frecuentemente una frase: preguntabamos “¿te cayó el veinte?”. Con ésta nos cerciorabamos si había entendido en mensaje. Y si había entendido era porque había escuchado, comprendido y atendido la comunicación de la otra persona.
 
Esa frase se utilizaba porque los teléfonos públicos funcionaban con una moneda de 20 centavos por tres minutos. El que hacía la llamada, primero depositaba en la ranura la moneda,  enseguida marcaba el número deseado y esperaba la respuesta. Cuando el interlocutor levantaba la bocina del otro lado, entonces,  “caía el veinte” dentro del mecanismo del aparato y abría la comunicación entre ambas.
 
a) Describirla:
Ahora entremos en el tema que aquí nos ocupa:
  
Para entender la acción de escuchar es necesario referirnos a la acción de comunicar.
Comunicar es “la expresión verbal  o no verbal  de una idea o de un concepto que espera una respuesta mediata o inmediata.”  Si en este proceso de comunicación no  hay respuesta, posiblemente, esa expresión se quede en el mundo de la información.
 
Para que exista respuesta en el proceso de comunicación, debe haber interés por parte de quien recibe la información o datos. La parte que recibe la información o datos, necesariamente, debe utilizar la acción de escuchar.
 
b) Enfoque:
Para escuchar se requiere de ciertas disposiciones o actitudes
 
a) Escuchar es el unico medio que te permite estar en contacto directo con la otra persona.
b) Escuchar es tan sagrado que lo hemos considerado como un elemento de la buena educación entre las personas.
c) Escuchar es la conducta que nos permite aprender de la otra persona.
d) Escuchar es atender lo que la o las otra(s) persona(s) dice(en).
e) Atender es fijarse cuidadosamente en lo que la otra persona dice.


 Sugerencias para escuchar activamente:
1.     Deja de hacer lo que estás haciendo y voltea a mirar a los ojos de la persona que te está hablando.
2.     Permite que la otra persona termine su frase o comentario.
3.     No lo critiques.
4.     Presta atención al lenguaje corporal de tu interlocutor.
5.     Crea un ambiente de confianza y libertad. Ayúdala a sentirse libre para hablar.
6.     Concéntrate en lo que dice el emisor. Piensa sólo en lo que dice.
7.     Escucha las ideas y los sentimientos.
8.     "Ve más allá de sus palabras".
9.     Descubre sus ideas, sentimientos, sus emociones.
10.  Trata de entender lo que la otra persona te está hablando desde su punto de vista.
11.  Ponte en su lugar. Sé empático.
12.  Expresa con los gestos de tu cara la emoción adecuada al mensaje del emisor.
13.  No interrumpas.
14.  No seas impaciente.
15.  Deja hablar a tu interlocutor. Noveno.
 
Pero falta algo. ¿Qué  hacer con el mensaje escuchado?. Para nosotros, aquí radica la importancia del arte de escuchar.
Hasta la próxima.

33. Semillas para el desarrollo personal:

Declaración: "Yo elijo tolerar y/o tratar de entender a las personas difíciles."

14/2/11

31. Semillas para el desarrollo personal:

Declaración: "Yo elijo celebrar el día de la amistad siendo mejor persona con todos los que me relacione."

13/2/11

Las Conductas

Las Conductas son parte de las Competencias para Vivir la Vida.
Iremos explicando y definiendo cada una de ellas durante las siguientes semanas.





















CONDUCTAS
1. Relaciones con los demás.
2. Saber escuchar
3. Tolerar.
4. Empatía
5. Ser Prudente.
6. No Criticar,
6ª. No Condenar.
6b. No Quejarse.

Seguiremos en contacto.

30. Semillas para el desarrollo personal:

Declaración: "Yo elijo mantener relaciones sanas, positivas y constructivas con todas las personas."

12/2/11

Relaciones Interpersonales.



Competencias para Vivir la Vida.
Durante las próximas seis sesiones comentaremos las siguientes Conductas:
1.     Relaciones con los demás
2.     Saber escuchar
3.     Tolerancia
4.     Empatizar
5.     Ser  Prudente
6.     No criticar, ni enjuiciar a nadie












Conductas:
1) Relaciones interpersonales.

Definición:
Relaciones humanas o personales es el nombre dado al conjunto de interacciones que se da en los individuos de una sociedad
Las relaciones humanas son básicas para el desarrollo emocional, económico, intelectual de los seres humanos.


A) Descripción:

Clasificación de las Relaciones Humanas:
Relaciones Primarias: Se establecen cuando las personas se relacionan entre sí, por ellas mismas
Relaciones Secundarias: Se originan por la necesidad de un servicio o función que puede prestar una persona a otra.

El tema se refiere a las relaciones primarias:
Lo extraordinario de nuestra naturaleza humana es la capacidad para relacionarnos. Estas relaciones pueden ser académicas, afectivas, comerciales, deportivas, económicas, espirituales, religiosas… y de otros calificativos que quieras agregar.
Ahora  bien, ¿cuál es la manera en cómo nos relacionamos?. Esta pregunta tiene muchas respuestas porque depende de muchos factores, condiciones o requisitos.

La forma en cómo nos relacionemos es lo que propicia la permanencia de esa relación. Las respuestas a la forma de la relación pueden ser positivas o negativas, de aceptación o de rechazo,  de corto o largo plazo.

La clave del éxito en las relaciones humanas o interpersonales está en mi interior. Se encuentra en mi disposición de ánimo para relacionarme con los demás, pero sobre todo para aceptar a los demás como ellos son.  Aquí se trata de cómo soy yo ante la relación con segundas o terceras personas, no se trata de cómo sean ellas. Cuidemos nuestro comportamiento ante los demás.

Los enemigos del éxito en mis relaciones interpersonales viven en mí. 
Se llaman:
a) “Mi criterio limitado” (en credos, culturas, preferencias, etc.)
b) “Mis expectativas egoístas hacia el comportamiento de los demás”. A veces queremos que los demás se comporten, piensen y sientan en la medida que yo he decidido definir como: Buena, agradable y aceptable su conducta. A eso le llamo error de vanidad  y  horror de  soberbia. Aquí me pregunto ¿quién soy yo para exigir (calladamente en mi interior) y esperar (alegremente en mi exterior) que los demás sean como yo pienso que DEBIERAN ser.?
c) “Mi incapacidad de tolerancia” para los demás. La tolerancia es una válvula de seguridad para mi bienestar interior.

Cuidado con este concepto porque la tolerancia puede dar paso a mi vanidad: “Yo tolero, porque sé que esto no está de acuerdo a lo que yo pienso”.
Claro que si el comportamiento de las otras personas, atenta contra mi vida o mi salud, entonces estaríamos hablando de otras cosas…Deberíamos hablar de la tolerancia espiritual y el perdón.

b) Enfoque:
Normalmente, uno de los hábitos que recomiendo desarrollar es:
a)    Aprender de la observación y de la enseñanza de terceras personas. Cada persona es un libro semiabierto; se logran ver grandes enseñanzas.
b)   Repetirme una y otra vez que las personas son totalmente diferentes a mí y que esas diferencias me harán crecer y multiplicar mi criterio.
c)     Pregúntate: ¿Cómo soy yo con los demás?. ¿Qué debo mejorar en mis relaciones interpersonales?. ¿Cuáles son mis aciertos en mis relaciones interpersonales?.


Hasta la próxima.


29. Semillas para el desarrollo personal:

Declaración: "Yo elijo comportarme como agente de cambio hoy, mañana y cada día de mi vida."

11/2/11

28. Semillas para el desarrollo personal:

Declaración: "Yo elijo aceptar, respetuosa y positivamente, las cosas y sucesos de la vida que no puedo, ni se pueden cambiar."

9/2/11

Aceptar y/o Generar Cambios.

Final del tema de Actitudes.


Estamos en el tema de las “Competencias para Vivir la Vida”. 
Con esta sesión terminamos las descripciones y enfoques del elemento Actitudes
1.    Para Compartir
2.    De Servicio
3.    Para Mostrar Optimismo
4.    Para Tener/Tomar la iniciativa
5.    Para Aceptar y/o Generar Cambios










Aceptar y/o Generar Cambios:

Normalmente, es mi costumbre definir los conceptos y aprovechar la lengua española.
Empecemos por las definiciones:
Actitud
1.             Manifiesta disposición del ánimo:
tiene una actitud solidaria.

Aceptar:
a.    tr. Recibir voluntariamente una cosa:
no quiso aceptar el regalo.
b.    Aprobar o dar por bueno:
la junta aceptó la salida.
c.     Admitir, conformarse:
aceptar una solución
Generar:
a)   tr. Producir:
generar electricidad;
generar rechazo.
b)  Tr. Crear
Cambio:
      a.) Acción y resultado de cambiar:
cambio de aceite.
b)    Mudanza, modificación:
cambio de costumbres.
c)    Sustitución:
cambio de gobierno.
Diccionario de la lengua española © 2005 Espasa-Calpe:

a) Descríbirla:
Cuando hablamos de Actitud de Aceptar Cambios, estamos refiriéndonos al hecho de que todos los seres humanos estamos inmersos en un sinfín de circunstancias que, aunque quisiéramos, no es posible cambiarlas. Lo que sí es factible cambiar es nuestra actitud hacia la circunstancia misma.

El ejemplo de cambio imposible es el cambio de clima aquí y ahora exclusivamente por mi deseo. Otro ejemplo es la pérdida de un ser querido; otro ejemplo es el volver a la primera juventud (aquí estoy hablando por mí); eso no es posible cambiar.

Lo que deseo es invitarte a generar cambios para una mejor vida, mejor compañía, mejor salud, economía, logros, medio ambiente y todo aquello que se te ocurra que puedes cambiar por y para el bienestar de todos.

Sin embargo, quiero que pienses en ti. Reflexiona en lo siguiente: ¿qué cosas, situaciones o circunstancias  te han sido difíciles de aceptar?. Ahora te pregunto: ¿puedes cambiar eso?, ¿de ti depende el cambios?. Si tus respuestas fueron un rotundo NO, entonces vas a hacer uso del sentido común. “Si algo no depende de ti, entonces ¿para que permites sentirte incómodo?. El tiempo que utilizas para esa incomodidad mejor utilízalo en cómo generar un cambio en tu interior.

b) Enfocarla:
Aceptar los cambios:
Esto quiere decir abrir el espíritu interior y  dejar fluir tu expectativa con las circunstancias de la vida. Es aceptar los vientos a pesar de tus tempestades; es aceptar un desierto a pesar de tu soledad. Creo que a veces el no aceptar los sucesos gozosos o dolorosos de la vida nos puede convertir en personas soberbias. Y eso no es para tanto.
Quien no acepta el cambio está condenado a quedarse inmerso en la nada o posiblemente en un dolor de angustia.

Generar cambios:
Es muy sencillo; simplemente, decide hacia dónde vas, ¿qué desea cambiar?, razones para el cambio y sobre todo los beneficios que ese cambio te puede generar.

Hasta la próxima. Gracias.

Los abrazos protegen, defienden y alivian algo.

Los abrazos sinceros alivian el alma de quien los recibe.   Dar un abrazo o recibirlo es una expresión del alma. La persona ...